Recién salidos de fábrica

Te presentamos los dispositivos que vieron la luz esta semana.

Las nuevas tabletas de Toshiba

Toshiba lanza al mercado dos nuevas tabletas de ocho pulgadas con resolución HD y Windows 8.1. La WT8-A-102, con 32 GB de almacenamiento, cuesta 299 euros (405 dólares), mientras que la WT8-A-102, con el doble de capacidad de almacenamiento, se vende por 50 euros más. El resto del equipamiento es el mismo en ambos dispositivos e incluye un procesador Atom de cuatro núcleos de Intel (Z3740), 2 GB de memoria RAM, puertos micro HDMI y USB 2.0 y una cámara de fotos de ocho megapíxeles. Viene preinstalada una versión completa de Office Home & Student 2013 de Microsoft. El peso de la tableta, de 1,1 centímetros de grosor, es de 455 gramos.

Altavoz de Motorola para hasta cinco smartphones

Motorola y Sol Republic han desarrollado un altavoz llamado Deck que permite que hasta cinco smartphones se conecten a la vez por Bluetooth, de modo de que todos puedan hacer de DJs. El altavoz mide 10x19x3 centímetros, pesa 325 gramos y muestra con diferentes colores quién es el que está emitiendo la música en cada momento. Pulsando un botón se puede aumentar el alcance del Bluetooth, de modo de que cada participante puede estar separado al aire libre del altavoz hasta 90 metros. El precio es de 199 euros (o dólares).

Audifonos lavables de Urbanears

Urbanears presenta unos audifonos parcialmente lavables. Al modelo Humlan se le pueden quitar las almohadillas y la tela que recubre la diadema y meterlas en la lavadora a un máximo de 30 grados. Como añadido, cuenta además con una salida de audio para que se conecte un amigo con sus propios auriculares. El modelo, que se ofrece en una amplia variedad de colores, cuesta 49 euros (66,50 dólares).

Nueva función de protección de niños de Kindle

Kindle ofrece una serie de nuevas funciones para proteger a los niños de contenidos no adecuados para ellos en sus tabletas Fire. Se ofrecen agrupadas bajo el concepto FreeTime y permiten a los padres determinar qué películas o videos pueden ver sus hijos, a qué juegos pueden jugar y lo que pueden leer. También es posible establecer un tiempo máximo. La función sólo puede ser anulada con un password. FreeTime se instala de forma automática cuando el usuario conecta la tableta por WLAN, elige el comando "sincronizar" y abre la biblioteca de aplicaciones.