Las maravillas de Holanda

Tulipanes, queso y cerveza son algunas de las aportaciones que este país le ha dado al mundo. Mientras México se prepara para enfrentarse a su similar holandés, hacemos un repaso por sus maravillas.
Los molinos de viento, las cervezas y los zuecos.
Los molinos de viento, las cervezas y los zuecos. (Especial)

Ciudad de México

Mientras la Selección Mexicana se prepara para su encuentro de octavos de final ante Holanda en la ciudad de Santos, nosotros te presentamos algunas de las maravillas por las que es conocido el país europeo.

Los molinos de viento más altos del mundo

El molino más antiguo es del siglo VIII, cuando los holandeses lo construyeron para evitar que el agua penetrara sus tierras. Además, utilizaban los molinos para drenar el agua desde las tierras situadas bajo el nivel del mar hasta los ríos al otro lado de los diques, y así poder cultivar la tierra.  Actualmente son una característica del paisaje holandés y hay más de mil por todo el territorio. Kinderdijk es mundialmente conocida por sus 19 molinos que fueron denominados por la Unesco como monumento mundial. Mientras que los molinos Schiedam son los cinco más grandes del mundo.




Los canales de Ámsterdam

Conocida como la “Venecia del norte”, Ámsterdam tiene más de 100 kilómetros de canales, con más de mil puentes que los cruzan y alrededor de 90 islas. Grachtengordel es el nombre que recibe el anillo que forman los tres canales más importantes: Herengracht, Prinsengracht y Keizersgracht, los cuales fueron construidos en el siglo XVII y que ayudan a conectar la ciudad. En 2010, este anillo se convirtió en Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. En los canales viven cientos de familias dentro de casas flotantes.




La ciudad de los quesos

El principal atractivo de Alkmaares su mercado de quesos. Siglos atrás, este producto se comercializaba en la plaza Waagplein. Unos 30 mil kilos de queso (alrededor de 2.200 piezas) eran expuestos para que los clientes compraran. El gremio de los queseros es uno de los más antiguos del país y la fiesta que se hace alrededor de este producto es una de las más tradicionales y vistosas.




El zapato holandés

Los zuecos son parte del traje tradicional de Holanda y se fabrican con diferentes tipos de madera, principalmente de sauce; vienen en diferentes formas, tamaños y decoraciones. Antes eran tallados por artesanos expertos, pero actualmente se utilizan maquinas para fabricarlos. Los zuecos siguen siendo utilizados por agricultores y pescadores, ya que facilitan sus tareas, sirven como prenda de seguridad (al ser resistentes) y son fáciles de poner. El diseñador de calzado, Hester Vlaming, transformó el clásico y lo transformó en una mezcla de stiletto y zueco.  




Cerveza local

Al igual que otros países del norte de Europa como Bélgica y Dinamarca, Holanda mantiene la tradición de elaborar cervezas locales. Además de ser un gran exportador, por lo que sus marcas son conocidas en todo el mundo. Destacan Amstel, Oranjeboom , Grolsch, Bavaria, Gulpen y Heineken, cuya fabrica en Ámsterdam pude ser visitada. Sus  bares sirven cerveza de barril de las marcas más populares y también ofrecen productos especiales elaborados en pequeños talleres.  


 


Obras maestras

El Museo de Groningen es una pieza de arte por si mismo. Diseñado por el arquitecto italiano Alessandro Mendini, creador del museo del foro en Omegna en Italia y  la torre conmemorativa en Hiroshima en Japón, entre otros. El museo alberga diseño, pinturas, moda, fotografía de diferentes etapas. Las piezas del grupo artístico local De Ploeg y su colección de porcelanas chinas y japonesas son conocidas a nivel mundial. Además presenta exposiciones temporales durante todo el año.




Los jardines de Keukenhof

Ubicado en Lisse e Hillegom, Keukenhof cuenta con el mayor jardín de esculturas de los Países Bajos y al ser una de las atracciones más importantes del continente europeo, también es uno de los lugares más fotografiados. En sus más de 32 hectáreas, se pueden ver más de 4 millones de tulipanes de distintas especies. Cada años, todos sus jardines son rediseñados. El parque está divido en cuatro zonas que reciben nombres de la familia real holandesa de los Oranje: pabellón Oranje Nassa, pabellón Willem Alexander, pabellón Reina Beatriz y pabellón Reina Juliana. Se recomienda visitarlo en mayo.




Textiles de los Países Bajos

El Museo Textil Audax de Tilburg, más que un museo, es una fábrica textil con una basta colección de diseño. Se trata de un lugar dinámico y creativo donde el pasado y presente se unen. Aquí se puede ver cómo han evolucionado las técnicas y la maquinaria empleadas en este sector. La industria se muestra desde distintas disciplinas: diseño, arte, tecnología e historia. Además ofrecen una gran variedad de exposiciones y actividades que dejan ver el trabajo artesanal y la creatividad empleada, lo cual  inspira a los visitantes a participar en ellas.  En la planta baja hay un a cafetería y una tienda.