Ellos sí se fueron al Mundial

Los mexicanos que se encuentran en Brasil confían en que la selección tendrá un buen resultado ante el anfitrión. Conoce algunas de sus historías de cómo llegaron al Mundial.

Ciudad de México

Miles de mexicanos se encuentran en Brasil apoyando a la selección mexicana que este martes se enfrenta al anfitrión en su segundo partido mundialista.

Algunos de ellos respondieron desde Brasil cómo es que llegaron al Mundial y qué esperan para el partido de este martes. 

Su tercer Mundial

Fernando Ojesto está por tercera vez en un Mundial de futbol, con la misma esperanza con la que ha apoyado a la selección mexicana cada cuatro años.

Fernando tiene 28 años, vive en la Ciudad de México y desde el 8 de junio está en Brasil. Llegó a Río de Janeiro y desde ahí se trasladó a Natal para el primer juego de México y hoy está en Fortaleza.

Con Fernando van su papá y sus dos mejores amigos. Todos fueron al Mundial de Alemania, al de Sudáfrica, están en Brasil y ya planean sus próximos mundiales: el de Rusia y el de Qatar.

Para él "lo mejor ha sido que los mexicanos somos la mejor afición del mundial".

Considera que "somos locales otra vez" y que en el primer partido la selección superó los obstáculos que se le presentaron.

"Con lluvia y todo México ganó bien, convenció a todos y demostró que vamos con todo. El mejor, el gallito, el héroe Oribe Peralta", cuenta a MILENIO desde Brasil.

Desde el estadio en el que este martes México enfrentará a Brasil, Fer describe el ambiente como "increíble", en el que "los mexicanos estamos unidos".

"Y nos va ir muy bien pase lo que pase. Los jugadores se han contagiado con nuestro ambiente se vio en su hotel en Fortaleza que salieron con nosotros a apoyar", dice.

Para los mexicanos que no tuvieron la oportunidad como él de irse al Mundial Fernando les pide que "sigan apoyando" porque "hasta acá se escuchan sus porras y que hay mucho porque ilusionarse"

"¡Vamos a ganar a Brasil! México, México, México!", grita.

El viaje de último momento

No todos los mexicanos planearon con tiempo y ya organizan sus próximos mundiales. Carlos Plata y su primo Jesús Hernández decidieron que iban a Brasil "como buen mexicano" una semana antes de que empezara el Mundial.

Sin hospedaje y con poco dinero se animaron porque consiguieron boletos de último minuto.

"Encontramos boletos en la última remesa FIFA, sin hospedaje, hemos ido consiguiendo cosas baratas", cuenta Carlos.

Carlos y Jesús son de Pachuca, Hidalgo, hoy se preparan para ver el partido por televisión, no consiguieron boletos, pero ya están listos para ir al próximo en el que México enfrentará a Croacia.

Lo que más le ha gustado de Brasil es Río de Janeiro, donde hoy verá el partido de México.

Cree que aunque el ambiente mundialista es bueno, no llega a excelente porque "se nota que la gente está muy molesta con el gobierno, se percibe la pobreza, solamente hay ambiente mundialista alrededor de los estadios".

Carlos y su primo fueron al partido de México contra Camerún y al de Italia contra Inglaterra.

Espera que hoy México gane 2 a 1, dice que el primer juego "lo vio prometedor", que la selección tuvo un "buen desempeño" y "todo depende de hoy".

Su último partido en Brasil

Iliana Furlong está despidiéndose de Brasil, hoy concluye el viaje con el que soñaba desde hace 5 meses. Está en el estadio en el que México enfrenta a Brasil

Planeó paso a paso lo que quería hacer en Brasil, cómo llegaría, a que partidos iría, pero tardó en comprarlo y se decidió una semana antes de irse.

Ella viaja con su prima y han disfrutado "ver a las diferentes aficiones entregadas, todos apoyan y todos festejan y todos sufren igual: africanos, japoneses, mexicanos brasileños".

Para Iliana "no importa la nacionalidad cuando de fútbol se trata, somos igual de apasionados y entregados todos".

En Brasil Iliana no ha encontrado al amor de su vida, "confirmé que eso que dicen que todos son preciosos es solo un mito", pero se siente afortunada por tener la oportunidad de tratar personas muy simpáticas.

"Cada persona local que me toca tratar es súper simpática cálida abierta y eso se les agradece, además de los paisajes estos puertos a los que hemos venido, sus playas son preciosas", dice.

Iliana fue al partido de México contra Camerún, fue al de Japón contra Costa de Marfil y hoy al de México contra Brasil “y es mi último”.