Meditación Litio: brincos, llanto, gritos y locura para sanar

La Meditación Litio pretende que los alumnos reconozcan su bipolaridad y los empuja a que no repriman sus emociones.
Meditación Litio: brincos, llanto, gritos y locura para sanar

Ciudad de México

Los maestros facilitadores Anand Bhodi y Dhyan Sati tuvieron como base las enseñanzas de las meditaciones activas, cuyo padre es el místico hindú Osho, quien busca llevar silencio y relajación a través del movimiento corporal. Combinaron eso con las meditaciones sociales, invento del puertoriqueño Veeresh, quien dirige en Holanda el proyecto de desarrollo humano Humaniversity, y ha pretendido sanar a través de la interacción con otras gentes.

La Meditación Litio, realizada en un gran salón que bien puede funcionar como una fiesta y pretende que los alumnos reconozcan su bipolaridad, los empuja a que no repriman sus emociones y que a través de una intensa actividad física, exterioricen tanto sentimientos como achaques.

Se busca, así mismo, que lleven la meditación a la vida cotidiana, en donde solemos tener contacto con diferentes personas. La idea es que se vean afectados por tantos estímulos, para de ese modo llevar más consistencia, entendimiento y relajación a la vida rutinaria.

El costo de la meditación es de 250 pesos y la siguiente sesión se dará el primer sábado de septiembre. Para informes e inscripciones acuda a la página de Facebook Roots and Wings.