Material Art Fair, arte emergente en el corazón de la CDMX

Uno de los eventos más emocionantes de la escena busca impulsar artistas emergentes, acercarlos al público y educar a los compradores del futuro.

Uno de los eventos más emocionantes de la escena busca impulsar artistas emergentes, acercarlos al público y educar a los compradores del futuro.

Daniela Elbahara llegó a la ciudad hace ocho años con su socio Brett W. Schultz, que conoció cuando estudiaba en Nueva York.

Al cabo de una vida de interés en el arte, pero con experiencias en producción de eventos y comunicación audiovisual, montaron una galería en la calle de Yautepec, en la Condesa, que bautizaron con el mismo nombre.

Pero el espacio que empezó sin pretensiones comerciales no pudo escaparse del sistema del arte internacional. Crecieron sus necesidades de espacio –que los llevaron a otra zona de la ciudad- las demandas de sus artistas, pero también su necesidad de impulsar talento emergente.

Platicamos con Daniela sobre el origen de la feria, las novedades de este año y sus planes a futuro.

¿Cómo nació Material Art Fair?

Brett y yo nos sentamos a hablar un día porque después de tres años no recuperábamos la inversión. Se me ocurrió que deberíamos tener una feria, pensamos en lo que nos gustaría que fuera. Entonces fuimos a varias ferias en el extranjero para aprender, Conocimos a galeristas de otros países, que decían que aunque la ciudad de México estaba muy vibrante, ya habían intentado ir y no les había sido muy provechoso.

Material viene entonces de nuestra necesidad de encontrar un punto medio entre las ferias grandes y las plataformas de muestra y comercialización del arte. Estuvimos tres años en Zona Maco y nos dimos cuenta que era un evento muy grande en el que las nuevas propuestas se perdían. Después de ver estas cosas maravillosas con nivel de museo,  los jóvenes no reciben la atención que necesitan. Tu inversión como galerista sólo se va a estar ahí y que se vea tu nombre.

Hacía falta una plataforma que realmente apoyara a estas galerías. Porque para que una galería como esta (Yautepec) se levante, requiere mucho dinero y esfuerzo. Tienes que ir al extranjero a dar a conocer a tus artistas, ampliar tu clientela y tus horizontes para que te los pidan de otros lados. No nos alcanzaba y pensamos, ‘no es posible porque en este país no exista una plataforma que obedezca a la economía de la gente de nuestra edad y los proyectos jóvenes’.

Hicimos un ejercicio antes de organizar la feria. Se llamó Material Raw, una exposición de cinco galerías de diferentes países en 2013. Fue enfrente de la Covadonga. Nos fue muy bien y nos dio la confianza de ahora sí hacer el proyecto el grande.

¿Por qué se llama Material?

Se llama así porque estuvimos pensando en nombres y nos dimos cuenta que un artista o galería joven siempre va a tener material para construir mucho más: un diálogo, una carrera que se va a transformar en muchas otras cosas. Cuando empiezas necesitas material. También que en varios idiomas se dice igual.

¿Dónde se inserta Material en la escena del arte y diseño de la CDMX?

La ciudad está otra vez en un momento muy próspero aunque parezca que no es así por nuestros gobernantes. Es la capital de un país que es el ombligo de América Latina.- Es como cuando Ricky Martin se fue de Puerto Rico siendo el de Menudo y se fue convertido en Ricky Martin (ríe). Los artistas de todos tipos hacen parada en México para crecer.

Hay miles de eventos que se hacen en la ciudad, Salon ACME, MUTEK, el Abierto Mexicano de Diseño, Design Week…que es un indicador de que hay dinero, hay impulso y es reflejo de una generación luchando por posicionarse. Una feria de arte busca no sólo busca dar a conocer a sus expositores entre los galeristas y artistas, sino hablar con la gente común.

Con tantas propuestas, también hay iniciativas cada vez más de nicho. Material, por ejemplo, no tiene un pabellón de diseño ni de arte moderno, sólo nuevas propuestas.

¿A quiénes está dirigido Material?

Para una generación de jóvenes con poder económico medio- medio alto que no tienen hijos, pero sí recursos y están interesados en comprar arte. Normalmente se gastan el dinero en artículos de lujo, carros y bolsas caras, que son cosas que se van depreciando.

Eso no le pasa al arte, al contrario o sube o se queda ahí. La labor de Material también es educar.  Que se concienticen de que si compran una vez al año ¿cuántos tienes de vida? Eso conforma una colección bastante buena.

Los coleccionistas de ahora son bastante information savvy, internet está en tu mano, pueden googlear cualquier cosa, investigar por su propia cuenta sin necesidad de ir al lugar ni nada.

Con los que trabajamos  son bien atrevidos en lo que compran, como van empezando toman muchos riesgos porque tampoco está tan caro. La pieza promedio cuesta entre 2 y 5 mil dólares. Y son obras grandes. Además a la gente le gusta regatear, es parte del chiste de comprar arte.

¿Cómo ha evolucionado Material? ¿Cuál es la diferencia entre la primera y esta tercera edición?

Hemos aprendido muchísimo sobre producción, sobre la atención que requieren los galeristas y cómo generar un programa atractivo para los asistentes. Ya todo mundo tiene el rollo de invitados internacionales, conferencias y talleres. No queremos hacer lo mismo. Aprendimos que hay que ponerse a leer lo que la gente quiere saber pero sin darles basura. Tienes que entablar mucho diálogo, preguntar qué gusta, qué no y aguantarte.

El comité cada año es diferente. Lo hacemos desde el principio para que siempre haya propuestas frescas.También cambió el proceso de selección de los expositores. Al principio era por invitación a al galería, luego ellos aplicaban y el comité votaba si se quedaban. Ahora cualquiera puede aplicar.

La identidad grafica es nueva. La hizo Carla Valdivia, una diseñadora muy versátil y muy millennial. Ha trabajado para 192, Animal, Dazed y también es diseñadora de ropa. Nos hizo una identidad muy padre.

Cambiamos de estudio de interiorismo, ahora trabajamos con APRDELESP, un buró de arquitectura súper interesante que ha hecho espacios como la cafetería de la cineteca y muebles Sullivan. Propusieron una distribución muy diferente a la de cualquier otra feria de arte, que se va a notar mucho.

Además ampliamos nuestros espacios, crecieron de 40 a 64. Crecimos más del 50% en menos de seis años gracias a la demanda que ha tenido la feria. La calidad de las piezas era tan que estaba difícil decirles que no, entonces encontramos la manera de crecerla.

¿Qué planes tienen a futuro?

Queremos continuar con la línea, apoyando a artistas jóvenes y nuevas propuestas. Crecer conforme vaya pasando el tiempo. Por el momento nos quedamos con este número de expositores dos años más. Ya nos han pedido hacerla en otros lados, como Detroti, Miami y hasta Nueva York pero es demasiado qué manejar por el momento. 

La feria tiene esa vibra y calidad porque está en la Ciudad de México. Está difícil reproducirla en otro lado. La gente aparte de ver lo que está dentro de la feria disfruta mucho de todos los alrededores. Siempre hemos luchado porque esté dentro de la ciudad, que puedas llegar en bici, en metro, en el metrobus,  que sea accesible.

Definitivamente nos quedamos, va a ver Material un ratote.

--

Material Art Fair se llevará a cabo en Expo Reforma (Morelos no. 67) del 4 al 7 de febrero de 2016.

La entrada general cuesta 100 pesos, los estudiantes, maestros y adultos mayores sólo pagan 50.

Para más información, entra al sitio de la feria: http://material-fair.com/