50 blogueras de moda usaron este vestido el mismo día

Un nuevo vestido se hizo famoso en Internet gracias a una astuta campaña de Lord & Taylor
Nueve de las 50 blogueras que lucieron el vestido de Design Lab
Nueve de las 50 blogueras que lucieron el vestido de Design Lab (Instagram)

Una exitosa estrategia vistió con la misma prenda a 50 chicas y agotó el modelo en su tienda.

El sábado pasado, 50 fashion bloggers usaron el mismo vestido de Lord & Taylor en Instagram. No fue una desafortunada coincidencia, ni un robo de look, sino una cuidadosa estrategia publicitaria de la marca.


So excited to be dressing for spring in this dress from @lordandtaylor's new #DesignLab collection!!

Una foto publicada por Cara Van Brocklin (@caraloren) el


Spring style wearing a #DesignLab dress exclusive to @lordandtaylor // #spring #style

Una foto publicada por Devon (Dyer) Cruse (@devonrachel) el



Enjoying the spring weather, maxi dresses & bright prints from @lordandtaylor's new #DesignLab collection.

Una foto publicada por Marianna Hewitt (@marianna_hewitt) el


Breezy Saturday style done right from @lordandtaylor's new #DesignLab collection

Una foto publicada por JENNY // MARGO & ME (@margoandme) el


Feeling the season in @lordandtaylor's new #DesignLab collection.

Una foto publicada por Samantha Wennerstrom (@couldihavethat) el

Perfect weather for a day at the beach in my #DesignLab dress exclusive to @lordandtaylor.

Una foto publicada por Sheryl Luke (@walkinwonderland) el


And here is the full #ootd! All details @ www.nanysklozet.com ---- Y para ver de donde es todo, pasen por el blog!!💓💓

Una foto publicada por ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀DANIELA RAMIREZ (@nanysklozet) el

La marca seleccionó a las chicas para que usaran su vestido asimétrico con estampado de paisely, parte de su colección Design Lab. La prenda de colores tiene un costo de 88 dólares y representa una nueva opción más a la moda de la compañía. El truco funcionó: un par de días después de la “campaña” el modelo se agotó.

Campaña entre comillas, porque ni las participantes ni la compañía la anunciaron como tal, lo cual ha desatado polémica entre los profesionales de la publicidad. La marca le regaló el vestido a las blogueras y les dio una compensación económica que no reveló a la prensa.

Adweek publicó un análisis al respecto, en el que menciona las reglas de la FTC (Comisión Federal de Comercio) que exige a los negocios y creadores de contenidos que le hagan saber a las audiencias cuando una publicación es un anuncio pagado. Como sucede cuando lees un texto en un sitio y dice “contenido patrocinado por…” Lord & Taylor y sus influenciadoras debieron hacer lo mismo en Instagram.

Lo anterior es problemático porque ante el éxito del experimento, otras marcas querrán hacer lo mismo. Pues quitarle la horrible etiqueta de “publicidad” hace ver a un contenido más atractivo. Si lo anterior ocurriera, la FTC podría ser más estricto con sus sanciones, lo cual potencialmente afectaría a los profesionales de social media en su libertad creativa, así como a las marcas en su credibilidad y a los consumidores engañados.

A pesar de lo anterior, el éxito de la mancuerna entre bloguers y una compañía de moda demuestra el alcance del medio y el de las celebridades de la red, que podrían ser mucho más poderosos de lo que imaginábamos.