El príncipe Enrique organiza juegos para soldados heridos

Los juegos paralímpicos fueron organizados por el nieto de la reina Isabel II y participarán soldados heridos en combate del 10 al 14 de septiembre en Londres.

Londres

El príncipe Enrique, nieto de la reina Isabel II de Inglaterra, anunció hoy la celebración de unos juegos paralímpicos en los que participarán soldados heridos en combate entre el 10 y el 14 de septiembre próximo en Londres.

Al dar a conocer el evento en la capital británica, el príncipe, que tiene rango de capitán del regimiento de caballería de los Blues and Royals, informó de que esta competición llevará el nombre de juegos "Invictus" y son similares a unos que se celebran en EU.

El hijo del príncipe Carlos y la fallecida Diana de Gales dijo que este torneo tendrá un "impacto" duradero para los soldados y excombatientes que lucharon por su país.

Agregó que esta competición está inspirada en los llamados "Warrior Games" ("Juegos del Guerrero"), un evento deportivo que reúne a más de 200 soldados estadunidenses heridos en servicio.

"He visto de primera mano cómo la fuerza del deporte puede tener un impacto positivo en la vida de soldados heridos en el camino de la recuperación", señaló el príncipe, de 29 años.

Los "Invictus Games" tienen como objetivo, según el nieto de la Reina, apoyar el "espíritu de lucha" a través de una competición deportiva que reconozca el sacrificio de los militares.

"Estoy muy orgulloso de poder traer por primera vez un evento como éste al Reino Unido y creo que tendrá un impacto a largo plazo en el bienestar de los que han servido a sus países de manera tan valiente", resaltó Enrique.

Se espera que en esta competición tomen parte más de 300 soldado de 13 países en actividades como atletismo, tiro con arco, ciclismo, rugby en silla de ruedas o natación.

El príncipe decidió lanzar estos juegos tras participar el año pasado en EEUU en la inauguración de los "Warrior Games".

El pasado diciembre Enrique también se sumó a la expedición "Walking with the Wounded" (Caminando con los heridos), una caminata con esquís en la Antártida, destinada a recaudar fondos para militares heridos en combate.