Casa de la Gastronomía: parada obligatoria en Perú

Ubicada en el centro histórico de Lima, es parada obligatoria para todos los que quieran conocer la historia y riqueza de la gastronomía peruana.

Lima

Desde hace tres años, la Casa de la Gastronomía Peruana, ubicada en el centro histórico de Lima, se ha convertido en una parada obligatoria para todos los que quieran conocer la historia y la riqueza de una de las cocinas más reconocidas del mundo.

Instalada en el antiguo edificio de Correos y Telégrafos de Lima, a unos cien metros del Palacio de Gobierno, el recorrido comprende diez unidades temáticas distribuidas en una Sala Permanente, donde se exponen maquetas, paneles y vitrinas que recrean la transformación y el mestizaje de la gastronomía peruana.

El recorrido es cronológico, con datos desde la época preincaica hasta la contemporánea, y con ambientes en los que se muestran escenas a escala real de la preparación de la comida en distintas épocas y regiones del país, así como los utensilios y alimentos típicos que se usaban.

En el primer ambiente, se repasa la importancia de la alimentación en las culturas precolombinas y cómo esta se manifestaba en cerámicos diversos, así como reproducciones de cultivos nativos y emblemáticos como la papa y el ají amarillo.

"Una de las escenas que llama mucho la atención de los visitantes extranjeros es la preparación de la Pachamanca y la Huatía, platos tradicionales de los Andes del Perú", aseguró Alexander León, director de la Casa de la Gastronomía.

El funcionario añadió que "ambos platos eran preparados con una técnica experimental de cocción bajo la tierra, sobre piedras precalentadas, que no se ve en sus países", agregó León.

En el siguiente espacio, se presenta la replica de un cuadro de la Escuela Cuzqueña, del siglo XVIII, sobre la última cena, que representa el mestizaje culinario, ya que muestra alimentos nativos del Perú como el cuy, la chicha y el pan andino, entre otros, en lugar de los alimentos que reseña la Biblia.

León remarca que "la Casa de la Gastronomía es un museo que busca valorar los elementos tradicionales que conforman" la cultura peruana hoy en día, por lo que también se dedica un ambiente a la representación de la comida en las calles limeñas en el siglo XVIII y "la forma de comercio de los alimentos tradicionales que hasta el día de hoy se consumen".

Con ese objetivo, se recrea el centro de la Plaza Mayor de Lima y una serie de personajes típicos de la época como la anticuchera, la picaronera y el tamalero, elaborados en bronce y a tamaño real.

Además, se exponen en vitrinas platos y postres tradicionales como los anticuchos, trozos de corazón de res aderezados, picarones, turrones y tamales.

En cuanto a la gastronomía contemporánea, destaca la representación del pollo a la brasa, uno de los platos más consumidos por los peruanos en la actualidad, "que también capta la atención de los turistas por su peculiar preparación en un horno", acotó el experto.

La Casa de la Gastronomía Peruana es administrada por el Ministerio de Cultura y a pesar de que su trabajo "no cuenta con mucha difusión", recibe a diario un promedio de 300 visitantes.

"La institución hizo un sondeo que determinó que contamos con más visitantes brasileños, chilenos, ecuatorianos y colombianos, mientras que la afluencia de estadunidenses ha bajado", detalló León.

León indicó que el museo gastronómico se encuentra entre las cuatro instituciones culturales limeñas más concurridas ya que su ubicación, muy cerca a la Plaza de Armas, "es clave para que los visitantes nacionales y extranjeros se den una vuelta".

El recinto cuenta, además, con una sala de audiovisuales y una sala temporal, donde se detallan los orígenes, la trascendencia y los valores nutriciones de la quinua, y se recrea la oferta gastronómica que emplea "el grano de oro de los incas", reconocido por las Naciones Unidas por su alto valor nutricional.

En los próximos meses, en esa sala se instalará la Sala del Pisco Peruano, donde se incidirá en la transcendencia de la bebida de bandera peruana.

En 2011, la gastronomía de Perú se convirtió en Patrimonio Cultural de las Américas, un reconocimiento que entregó por primera vez la Organización de Estados Americanos (OEA) en una ceremonia en su sede en Washington.