En León se pudo ver el paso de un asteroide

El cuerpo celeste pasó a 350 mil kilómetros de la tierra y no representó peligro alguno.
El asteroide se vio como una bola incandescente en el cielo.
El asteroide se vio como una bola incandescente en el cielo.

León, Gto.

Un asteroide de 30 metros que pasó ayer entre la Luna y la Tierra, se vio en León durante tres minutos.

La roca se vio en el cielo de León a las 7:02 de la noche.

Un reportero de Milenio captó la imagen en fotografía y video.

Se trata del asteroide 2014 DX110, el mismo que pasó a 350 mil kilómetros de la superficie terrestre, según la Agencia Espacial estadounidense NASA, en su página web.

La velocidad del asteroide fue de 15 kilómetros por segundo.

Es una roca más grande que el meteorito que explotó sobre los cielos de la ciudad rusa de Chelyabinsk en febrero de 2013.

El asteroide no representó ningún peligro para el planeta.

La roca se vio en León hacia el noroeste. Pudo ser observado desde el estacionamiento del Instituto Lux.

Apareció de pronto y se fue perdiendo hacia el horizonte, por el rumbo de Las Hilamas, hacia la frontera con Jalisco.

Se veía como una roca de fuego y dejaba una estela de luz amarilla.

Según la agencia norteamericana, objetos de este tamaño que cruzan tan cerca se ven al menos 20 veces durante el año.

El asteroide se acercó a la Tierra más que la propia Luna, según anunció el Minor Planet Center en Boston (Estados Unidos).

El asteroide 2014 DX110 fue descubierto por el observatorio Pan- STARRS 1 el 28 de febrero. La distancia estimada del sobrevuelo se considera segura, pero la NASA vigiló el trayecto de la roca, ya que tenía una probabilidad entre 10 millones de impactar contra la Tierra. En todo el mundo, se hicieron observaciones sobre el fenómeno.

El DX110 es un asteroide de clase Apolo, y tiene un periodo orbital de unos 3.26 años. Según muestra la Agencia Espacial Europea (ESA), este mismo asteroide ya nos ha visitado con anterioridad. El 17 de marzo de 1998, se acercó a 163.680 kilómetros de distancia y el 22 de marzo de 1982 pasó lo suficientemente cerca de la Tierra como para alterar su órbita, de forma que ahora regresa a la Tierra cada 13 años.