Legionarios se renuevan y dejan atrás la era de Maciel

El 8 de enero será el inicio del Capítulo Extraordinario; sus objetivos son la elección de un nuevo gobierno y modificación de constituciones y estatutos.
El papa Francisco dijo que “marca la conclusión de un largo camino de renovación espiritual”.
El papa Francisco dijo que “marca la conclusión de un largo camino de renovación espiritual”. (Andreas Solaro/EFE)

México

El papa Francisco definió que será el 8 de enero el inicio del Capítulo Extraordinario de los Legionarios de Cristo, el cual “marca la conclusión de un largo camino de renovación espiritual” y el fin de la era de Marcial Maciel su fundador.

El capítulo tendrá como objetivos principales la elección de un nuevo gobierno en la Legión y la aprobación de las nuevas constituciones, esto fue considerado por el Papa como “pasos imprescindibles para el camino de una renovación auténtica y profunda de la congregación de los Legionarios de Cristo e indirectamente, también para la actividad de todo el Movimiento Regnum Christi”, además se definirá si se hará una “refundación” de la orden o solo una revisión de la misma.

Durante tres años y medio los legionarios se sometieron a visitas pontificias, consultas, revisiones de sus constituciones y estatutos, así como de sus finanzas en preparación para el Capítulo Extraordinario.

El delegado pontificio, Velasio de Paolis, dijo en una carta que, aunque el Papa (Benedicto XVI) no estableció un tiempo determinado para realizar el Capítulo Extraordinario, “desde el inicio era previsible el tiempo de tres años para recorrer el camino de renovación espiritual necesario y llevar a cabo la revisión de las constituciones de la Legión de Cristo”.

Anunció que el Capítulo General dará inicio el 8 de enero de 2014 en Roma, en la Sede de la Dirección General, y será presidido por el delegado pontificio, además participarán el director general los miembros del consejo general, entre otros de sus integrantes.

Algunos de los delegados serán elegidos por los legionarios de los diferentes territorios y constituirán un poco más de dos tercios de los padres capitulares.

Aunque se prevé que el capítulo concluya durante el mes de febrero, será éste el que determinará el calendario según la marcha de los trabajos.

El Capítulo General ha de representar a todo el instituto y deberá ser “un verdadero signo de su unidad en la caridad (…) Teniendo en cuenta que el próximo Capítulo Extraordinario es el fin de un largo camino de renovación espiritual y que también tendrá como fin principal la conclusión de la revisión de las constituciones, y también en respuesta al deseo de muchos, ha parecido conveniente ampliar la representatividad de los miembros que participan por elección”, señaló Velasio de Paolis.

Además, de la revisión de estatutos y constituciones se considerarán otros asuntos según un índice de temas, aprobado por los padres capitulares y en la medida del tiempo disponible.

De acuerdo al Código de Derecho Canónico, cada miembro puede enviar libremente sus deseos y sugerencias al Capítulo General.

Según los lineamientos, en el capítulo tendrán voto todos los legionarios que hayan profesado de manera perpetua. Los “ex claustrados”, aquellos que salieron de la orden por denunciar la situación, solo tendrán voz, pero no voto, con ello se abre la posibilidad de que quienes se oponían a Marcial Maciel puedan intervenir.

Claves

Antecedentes

En enero de 2011, el cardenal Velasio de Paoli instituyó la Comisión de Acercamiento con dos tareas. La primera escuchar a las personas que, a causa de Marcial Maciel, solicitaron acciones de parte de la congregación de los Legionarios de Cristo.

En junio de ese año el arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez, concluyó el 7 de junio la visita apostólica a los miembros consagrados del Regnum Christi encomendada por Benedicto XVI.

tEn octubre 2012, Velasio de Paolis anuncia que aceptó la petición de descanso solicitado por el director general de la Legión Álvaro Corcuera; se designó para sustituirlo al sacerdote Sylvester Heereman, hasta la realización del Capítulo General.

Reunión con jesuita torturado

Francisco se reunió con Franz Jalics, un misionero jesuita cuyo secuestro y tortura por la junta militar argentina en los años 70 dio lugar a denuncias de una supuesta complicidad del ahora Papa, quien entonces dirigía la Compañía de Jesús en Argentina.

No se detalló el contenido de las conversaciones entre Francisco y Jalics, quien vive en un monasterio alemán.

En declaraciones previas, el pontífice dijo haber experimentado “un periodo de gran crisis interna” durante la dictadura argentina y admitió haber cometido errores.

Sin embargo, según un libro recientemente publicado por un periodista italiano, Jorge Bergoglio protegió y ayudó a huir de su país a cientos de personas perseguidas por los militares.

Franz Jalics fue arrestado junto a otro misionero jesuita en marzo 1976 y llevado a un centro de detención de la junta, donde fue torturado antes de

ser liberado cinco meses después.

Después de que en marzo la actitud del soberano pontífice, en aquella época, fuera puesta en duda, Jalics publicó una declaración en la que afirmaba que no había sido denunciado por Bergoglio.

“Antes, creía que habíamos sido víctimas de una denuncia. Pero a finales de los años 90, tras varias discusiones, me di cuenta de que esa sospecha era injustificada”, afirmó entonces Jalics. (AFP/Ciudad del Vaticano)