Kate Moss y Gwen Stefani 'prestan' sus vestidos de novia

Los trajes de boda de Camilla Parker-Bowles y Dita von Teese también estarán en la exposición "Wedding Dresses 1775-2014" en el museo Victoria & Albert en Londres.

Londres

El vestido de novia de la supermodelo Kate Moss con miles de perlas y lentejuelas doradas sigue siendo un sueño para cualquier novia. Y ahora se podrá contemplar en una exposición que inaugura el sábado el museo Victoria & Albert en Londres y que repasa el cambio en los vestidos de novia a lo largos de los siglos.

"Un buen vestido de novia siempre es el reflejo de la época en la que se llevó", dijo la curadora Edwina Ehrmann. La exposición "Wedding Dresses 1775-2014" se podrá visitar hasta el 15 de marzo de 2015.

Los brillos de la creación de John Galliano en seda y tul que Moss lució en su boda en 2011 con el músico Jamie Hince, no es el único "préstamo" famoso. También se podrá contemplar el vestido con el que la cantante Gwen Stefani se casó en 2002 con el músico Gavin Rossdale. Asimismo, también figura el vestido violeta con el que la bailarina Dita von Teese dio el "sí, quiero" al rockero Marilyn Manson. En tanto, ambos se han separado.

También Camilla, la duquesa de Cornualles, prestó el vestido, el abrigo, el tocado y los zapatos que vistió en su boda con el príncipe Carlos en 2005.

Cerca de 80 piezas componen esta exposición que se nutre principalmente por piezas de la rica colección de textiles del museo. Destacan las finas puntillas, la seda pero también las telas de cortina y de tapicería que en los tiempos de crisis se empleó para confeccionar trajes de boda.

La tradición de que para "el día más importante de la vida" sólo cabe "el mejor" vestido es algo que se percibe en todas las clases sociales en cualquier circunstancia económica, apuntó Ehrmann. Y según se puede ver en la muestra, en no pocas ocasiones la familia real creó tendencia desde la reina Victoria hasta Lady Diana, pasando por Kate Middleton.

Pero también los cambios en la sociedad como la aceptación de bodas homosexuales o la creciente "secularización", el aumento de segundas bodas o "una mezcla de culturas" ha obligado a adaptarse a la lucrativa industria de las bodas. La tendencia va hacia una creación más individual, que queda en evidencia en la muestra con el vestido de boda con "kilts" irlandés ideado por Vivienne Westwood.

Así mismo Internet ofrece al usuario contemporáneo "nuevas formas" de seguir las bodas de los famosos, pues los "diseñadores en las fábricas chinas" siguen con tanta atención las fiestas de los famosos que copian los productos y los ofrecen a un precio mucho más económicos, haciendo así que muchas novias cumplan su sueño.