"Del Cielo al Infierno", la lucha de dos mujeres contra la trata de personas

La obra de teatro "Del Cielo al Infierno", basada en el libro homónimo escrito por Rosi Orozco, cuenta las historias de cuatro víctimas de trata en México.

Ciudad de México

Karla de la Cuesta y Rosi Orozco se conocieron hace algunos años. La primera es una conductora deportiva, la segunda una activista y ex diputada. Las une su lucha en contra de la trata de personas. Y recientemente la obra de teatro "Del Cielo al Infierno", basada en el libro del mismo nombre que cuenta las historias reales de cuatro víctimas de trata mexicanas.

En la obra "el público conoce los casos reales de Laura, Claudia, Anita y Marcela, que fueron rescatadas por sus clientes, por empleados de los hoteles donde eran prostituidas o que lograron escapar. Sus casos ilustran los perfiles más comunes de víctimas de trata, aunque podrían ser cualquiera", explica Rosi Orozco.

Karla protagoniza la puesta en escena gracias a su experiencia tanto en los escenarios como en las campañas preventivas. Su conferencia testimonial "Alas abiertas" no es sólo un recuento de su experiencia, sino que se compone también de una serie de escenificaciones teatrales de tipos de "enganches" comunes, es decir, la manera en la que se engaña a las personas para ser coartadas de su libertad.  

"Del Cielo al Infierno" cuenta de manera dramática, pero a ratos ligera, las historias de las cuatro mujeres que se han convertido en "supervivientes", como las llaman Karla y Rosi.

"La obra revela la realidad detrás de las personas que son víctimas", dice Karla. "Se les juzga, se les estigmatiza y discrimina, se les encasilla. No nos damos cuenta que hay una historia dramática detrás de todo eso. ¿Qué pasó para que llegaran ahí? Hay gente que cuando sale dice que no va a volver a usar esos términos horribles en contra de las mujeres, aprenden el daño que eso significa. Ojalá pudiéramos tocar las fibras de los clientes, los consumidores de esta prostitución, para que decidan no comprar mujeres ¿En qué es diferente esa mujer de tu mamá? En nada".

La organización Walk Free -que reúne distintas iniciativas internacionales que lucha contra la trata de personas- define a la esclavitud moderna "cuando una persona controla a otra de tal manera que la priva de su libertad individual, con la intención de explotarla con fines de lucro, transferencia o disposición". Su Índice Global de Esclavitud coloca a México en el lugar 18 en el mundo y el número uno en Latinoamérica. En el país existen alrededor de 266 mil esclavos.

Karla y Rosi

El nombre de Karla llamó la atención del público por primera vez en el año 2000, por estar vinculada en el fenómeno mediático del caso Trevi-Andrade. Fue una de las víctimas del mánager de Gloria Trevi, Sergio Andrade, quien mantuvo cautivas a más de una decena de mujeres jóvenes que soportaron todo tipo de abusos.

Después de su liberación dio ocas entrevistas a la prensa, regresó a casa y se enfocó primero en encausar su vida y carrera, pero también en comprender por lo que había pasado.

"Fui víctima de cinco modalidades de violencia de trata. Ahora ya tengo más manera de hablar al respecto. La información me ha sanado y me ha dado la posibilidad de luchar en contra de la trata. Para mí la información ha sido una bendición", afirmó.

Rosi Orozco tiene más de una década dedicada a la lucha contra la trata en México. Preside la Comisión Unidos Vs. Trata; durante su tiempo como diputada enfocó sus esfuerzos a impulsar la iniciativa de la Ley para Prevenir, Sancionar y Erradicar los Delitos en Materia de Trata de Personas y para la Protección y Asistencia a las Víctimas de estos Delitos, que está vigente desde 2012.

"Una víctima de secuestro, cuando ve a su padre corre a abrazarlo, una víctima de trata después de ser violada por 30 hombres diarios lo que menos quiere es abrazarlo", dice Orozco. Una víctima de secuestro se siente a salvo cuando ve a la policía. La mayoría de las víctimas de trata tuvieron clientes policías, no les tienen confianza. Jamás a una víctima de secuestro le dicen "seguro tú querías ser secuestrada", a una de trata sí. Por eso requieren atención diferenciada".

Cuando termine su temporada en el Foro Shakespeare, la obra saldrá de gira por el resto del país. "Vamos a hacer algunas presentaciones y con lo que recaudemos vamos a presentarnos  con gente que no la puede pagar. Ellos es a quien nos interesa más que llegue, son las personas más vulnerables", explica Orozco.