"Si puedes modificar un carro, puedes modificar tu vida"

Marino es representante de West Coast Custom México en La Laguna. Su equipo de "tunig" son muchachos retirados del mundo de las drogas, alcoholismo o violencia intrafamiliar.

Torreón, Coahuila

José González Marino mejor conocido como Marino de "Olds evolutions", como representante de West Coast Custom México en La Laguna, puede modificar lo que sea, su frase es "si puedes modificar un carro, puedes modificar tu vida".

Esta premisa la lleva más allá, pues todo su equipo de especialistas en "tunig" son muchachos que han sido capacitados en un oficio, con el fin de retirarlos del mundo de las drogas, alcoholismo o violencia intrafamiliar.

Marino afirma que todos los seres humanos merecen una segunda oportunidad, igual que los automóviles y está convencido que si lo de adentro es bueno, solo se tendrán que dedicar a pulir el exterior y ser una buena persona.

Las modificaciones más pedidas por los laguneros, son las facias, las puertas de lamborghini y colocación de luces, además de estéreos.

Si bien su experiencia profesional es en minas, comparte que su pasión desde chico fueron los automóviles, conoce de pintura, laminado, hojalatería, fibra de fidrio y tapicería.

Señala que el automovilismo ha sido su pasión, con películas como "Rápido y Furioso", y lo que hacía a nivel amateur, se convirtió en una oportunidad de negocio.

Hace 15 años que fue a California a aprender modificaciones extremas como las realizadas en Estados Unidos, de ahí a la fecha decidió mantener ese nivel de modificación automotriz en México.

"El tuning es un lujo muy caro, no es barato modificar un automóvil, sin embargo los sueños se adaptan a los presupuestos del cliente".

Marino comparte que invitaron a Mauricio Hernández, representante de la marca West Coast Customs en México, para una exposición de tuning en La Laguna. Es ahí donde se dan cuenta del nivel de trabajos que se realizan en la localidad.

Ha realizado exposiciones locales, estatales y nacionales han llenado ese taller de trofeos, tanto así que existe un espacio para su exhibición, además de lograr colarse en revistas nacionales e internacionales dedicadas al tunig.

Cuando estaba el programa "Tunéame la nave" una gomezpalatina salió elegida para transformar un bochito viejo y maltratado, en el escarabajo de los sueños, comparte salía más caro trasladar el auto al Distrito Federal y le dieron la encomienda de modificar ese automóvil.

Marino advierte que ya hay muchas personas en La Laguna que se dedican a modificar sus automóviles, además de talleres profesionales que trabajan en conjunto para lograr en auto de los sueños.

Las modificaciones más pedidas por los laguneros, son las facias, las puertas de lamborghini y colocación de luces, además de estéreos.

La modificación más loca, fue en la camioneta de su hijo, una nissan que se le adaptó en la caja una mesa de billar y un minibar, esto costó cerca de 25 mil pesos en puro equipo.