El hombre que puede volar

Yves Rossy completó un vuelo por los alrededores del Monte Fuji en Japón, con unas alas especiales que él mismo diseñó.

Japón

En un vuelo de nueve etapas, entre el 28 de octubre y el 3 de noviembre, Rossy completó un vuelo por los alrededores del Monte Fuji en Japón, con unas alas especiales que diseñó él mismo.

En 2006, el piloto suizo Yves Rossy se convirtió en el primer hombre en mantener un vuelo horizontal estable con la ayuda de unas alas hechas de fibra de carbono, sujetas a su espalda y que son propulsadas por cuatro pequeños motores a reacción.

Yves Rossy nació el 27 de agosto de 1959 en Suiza. A los 13 años, después de asistir a una exhibición de vuelo y admirar aviones militares, decidió que era lo que quería hacer. Se convirtió en piloto militar y al terminar su carrera en la Fuerza Aérea Suiza, se desempeñó como piloto de la aerolínea en Swiss International Air Lines en vuelos internacionales.

Rossy siempre tuvo el sueño de volar de una manera "más natural", por lo que se concentró en experimentar con la caída libre. Desarrolló sus primeras alas hechas de un arnés rígido y después agregó los motores bajo las alas. El combustible que utiliza es queroseno (igual que los aviones) y viste un traje resistente al calor de un tejido similar al de los bomberos y de los pilotos de automovilismo.

Tras ser elevado por un avión o helicóptero, salta despliega las alas gracias a bisagras colocadas en el punto medio de cada una mientras se encuentra en caída libre, vuela horizontalmente y después aterriza usando un paracaídas.

Su primer intento exitoso fue el 24 de junio de 2004, cerca de Ginebra, después de 10 años de trabajo y el desarrollo de más de 15 prototipos. Desde entonces, ha realizado más de 30 vuelos exitosos.

Rossy, también conocido como "Jetman", puede alcanzar velocidades de hasta 300 kilómetros por hora y volar por hasta diez minutos con su invento.

En septiembre de 2008, el piloto de 54 años logró sobrevolar el Canal de la Mancha en alrededor 10 minutos, hazaña que tuvo una amplia cobertura de la prensa internacional.

Desde entonces, ha desarrollado una nueva forma de ala con mejor estabilidad y control. En 2011 sobrevoló en Gran Cañón en Estados Unidos y en mayo de 2012, Río de Janeiro en Brasil.