Jennifer Lawrence, el poder de una imagen

La casa francesa Christian Dior ofrece a la actriz renovar su contrato por tres años más.

Ciudad de México

La ganadora del Oscar, Jennifer Lawrence, está a punto de aumentar sus ingresos entre 15 y 20 millones de dólares.

La casa Christian Dior busca renovar por tres años más el contrato que tiene con Lawrence, sobretodo, cuando al recibir el Oscar a Mejor Actriz por la cinta Silver Linings Playbook, y sin la menor intención, logró que el vestido de la marca diera la vuelta al mundo, esto debido al pequeño traspié que sufrió en medio de la ceremonia al subir las escaleras para recibir su estatuilla.

El buen humor y frescura de Lawrence le ganó no sólo la simpatía del público, también la de Dior, ya que al día siguiente se dio a conocer que sería la imagen de su nueva colección de bolsos. Las fotografías de dicha campaña se viralizarón más rápido que cualquier otra imagen en twitter.

A lo largo de 2013, la actriz lució en la mayoría de las alfombras rojas modelos de la casa francesa, algunos con mucho éxito y otros no tanto. Cabe resaltar que la firma no intentó opacar o cambiar en ningún momento la juventud y desenfado de Lawrence, simplemente la dejaron ser, y el ejemplo más claro fue en la pasada alfombra roja de los Globos de Oro en donde, con gesto predatorio y a manera de broma, “buscaba tirar a Taylor Swift de las escaleras”, de acuerdo a sus declaraciones.

Jennifer Lawrence ha sido su imagen desde 2012, cuando protagonizó la primera entrega de la saga de Los Juegos del Hambre. Raf Simons, director creativo, ha expresado el impacto que la actriz le causo al verla en esta cinta y la apuesta que hicieron al elegirla, pues la joven está muy lejos de ser el prototipo de alta costura que Dior acostumbra.

Nacida en la ciudad de Louisville, Kentucky hace 22 años, Jennifer se ha destacado tanto en proyectos independientes como de alto presupuesto. Winter's Bone fue la cinta que la colocó en el mapa y a la que le siguieron grandes producciones como X-Men: primera generación  y Los juegos del hambre. Estas cintas le han exigido trabajo físico, lo que le reditúa en los diseños que luce, aunque ha declarado que ella no está hecha para hacer dietas y en varios momentos ha criticado la cultura de la extrema delgadez, así como a la industria del cine por ser cruel con el cuerpo femenino.

En 2013, la revista TIME la colocó en el grupo de “Los 100 personajes más influyentes en el mundo”. La actriz Jodie Foster fue la encargada de escribir algunas palabras para ella y la describió como una mujer “que además de poder actuar, también puede ser ella misma. Que puede reflejar dolorosos secretos en sus rostro, la sensación de un pasado terrible, pero también es una chica con muy buen humor, de espíritu libre, con la voz ronca y un gran gusto por la comida chatarra: ‘Jen, la marimacho de Kentucky’”.

Mientras tanto, Jennifer ha sido nominada por segunda ocasión al Oscar por American Hustle y se prepara para hacer otra gira en alfombras rojas con los estrenos de las cintas X -Men: días del futuro pasado, cuya imagen de Mística engalana la portada de la revista británica Empire, y las últimas dos entregas de Los Juegos del Hambre.