Ocho lugares ideales para sacar a pasear a tu perro

Desde la Alameda Central hasta "las islas" de la UNAM, lleva a tu perro a pasar un fin de semana memorable en alguno de estos lindos espacios
Hay vida más allá del camellón, donde hay áreas especiales para que tu perro haga nuevos amigos perros
Hay vida más allá del camellón, donde hay áreas especiales para que tu perro haga nuevos amigos perros (Shutterstock)

Antes de regresar a la normalidad, tu perro merece que le des una paseada épica. Si ya se aburrieron del camellón y del parquecito de la esquina, hay muchos lugares en toda la ciudad para que ambos sean muy felices.

La Alameda

Si tienes ganas de un lugar más abierto que un parque, con valor cultural para ti, la Alameda es ideal. Puedes pasear desde Balderas hasta Bellas Artes y dejar agotado a tu perro que seguro va a regresar dormido a casa. Suele haber mucha gente en fin de semana, pero quizá el puente alivie la afluencia. Disfruta de sus hermosas esculturas y sus hipnóticas fuentes bailarinas, tómate un descanso en el Hemiciclo a Juárez y admira sus bonitos jardines. Alrededor hay varios cafés y restaurantes con mesas afuera, para que puedas tomarte algo acompañado de tu mascota.

Parque Tamayo

Llevar a tu perro al Bosque de Chapultepec nunca fue tan agradable. En Reforma esquina con Mahatma Gandhi está un espacio verde y dentro de lo posible, aún bastante secreto. Es uno de los favoritos de los vecinos de la Cuauhtémoc y Polanco, así que si tu perrito es sociable, este es un gran lugar para que haga nuevos amigos.

Parque Lincoln

Aunque no es muy grande, sí es uno de los espacios públicos más lindos de la ciudad. Los perros son fanáticos de meterse en sus enormes fuentes y corretear en sus alrededores. Si tu perrito es particularmente bien portado, Polanco es un gran lugar para pasearlo más allá del parque. Las anchas banquetas de Campos Elíseos se prestan para eso, o bien, el enorme camellón de Horacio, con bancas cada ciertos tramos para que ambos tomen un merecido descanso.

Parque México

La meca perruna de la Ciudad de México lo es por muchas razones. Para empezar, es uno de los parques más grandes que tenemos en una de las colonias con más dueños de perros que hay. Con eso en mente, ya existe una zona exclusiva para ellos en la que pueden jugar y convivir. Suele haber una persona que te dará indicaciones cuando llegues, para que cuides correctamente a tu mascota y las de los demás.  Cuando terminen de divertirse y les de hambre, prácticamente todos los restaurantes de alrededor son pet friendly, con espacio para que detengas su correa y platitos con agua.

Parque Lázaro Cárdenas

Antes que ningún otro, este lugar de la colonia Doctores estrenó una zona exclusiva para perros, que ha funcionado bastante bien. Aunque no es demasiado grande, es suficiente para que tu perro de una vueltas. Cuenta con un bebedero por si no cargas con plato y un depósito para las heces.

Jardín Pushkin

El enorme jardín cuenta también con un área para tus perros perfectamente delimitada y protegida. Se diseñó a semejanza del Parque Lázaro Cárdenas. Consta de 400 metros cuadrados, espacio suficiente para alrededor de 35 perros y un contenedor de desechos para que los deposites dentro de bolsas de plástico. Tiene banquitas para que te tomes un descanso mientras tu perro juguetea con los demás.

Parque Hundido

Uno de los lugares consentidos de la del Valle con espacio para todos: paseantes, niños y perros. Aunque estos dos no se mezclan. El parque estrenó hace no mucho un terreno bastante grande para las mascotas, mismas que no pueden entrar al área de juegos donde hay niños. Si olvidaste tus bolsas (que te hace un poco irresponsable) existen contenedores colocados por los vecinos para que no tengas excusas de levantar los regalitos de tus perros. Si no sólo quieres dejarlo jugar, el parque es tan grande que con darle una vuelta van a tener suficiente paseo.

Las Islas

Una de las áreas verdes más hermosas de la ciudad de México, es sin duda la explanada que acoge la rectoría de la UNAM. Conocida como “las islas” se trata de un enorme espacio cubierto de pasto, ideal para hacer un picnic o llevar a tu perro. Aquí no hay zonas especiales para ellos, así que procura traerlo con correa a menos de que esté educado a la perfección.