Insultan a italiana enferma por apoyar ensayos con animales

La joven fue agredida en su perfil de Facebook por publicar que se siente agradecida por ese tipo de experimentos con fines médicos.

Roma


Una joven estudiante que padece cuatro enfermedades genéticas raras  y vive en Padua, una ciudad al noreste de Italia, recibió varios insultos en su perfil de Facebook tras haber defendido los ensayos clínicos con animales con fines de investigación médica, lo que generó una gran polémica en dicho país.

Caterina Simonsen, alumna de veterinaria en la Universidad de Bolonia, quien además es vegetariana, publicó el 21 de diciembre en su perfil de Facebook el mensaje: “Yo, Caterina S., de 25 años, doy las gracias a la verdadera ciencia, que incluye experimentación animal; sin la investigación, habría muerto a los nueve años”.

Varias horas después de la publicación de este mensaje, ya había recibido 500 insultos y 30 personas, que se describieron como defensoras de la causa animal, le habían deseado la muerte.

“Podrías morirte mañana, no sacrificaría a mi pez rojo por ti” o “Puede que debieras morir: un ser humano menos y más animales en este planeta” son ejemplos de los mensajes que poco a poco se fueron multiplicando.

Algunos de los comentarios que recibió fueron más agresivos:  “Si hubieras muerto de niña a nadie le habría importado”.

En respuesta, la joven expresó:

“Mi único ‘error’ es haber querido hacerlos ver cómo se vive con mis enfermedades (...) sin haber matado a nadie directamente para tratarme”.

Simonsen además publicó dos videos en los que aparece ella conectada a tubos de oxigenación debido a uno de sus padecimientos y en los que también se lamentó por su mensaje y en el que explica que si estudia la carrera de veterinaria, es porque  quiere ayudar a salvar la vida de los animales.

También se registraron mensajes de apoyo a la joven, como el del nuevo secretario del Partido Democrático y alcalde de Florencia, Matteo Renzi.

“Vi su video y quiero decirles con todas mis fuerzas que estoy con Caterina”, escribió mediante su cuenta de Twitter.

El diario italiano La Stampa en un editorial titulado “Caterina está viva” denunció esta “lapidación virtual”. “No acepto que para defender a los animales, nos volvamos inhumanos”, escribió Massimiliano Gramellini.

Michela Kuan, bióloga y militante de la Liga antivivisección, afirmó en el diario La Repubblica
que “la experimentación animal (es) un gran error de método: es cruel pero también inútil y a veces peligroso para los seres humanos”.

En el Il Corriere della Sera, el filósofo Felice Cimatti escribió que “es inútil preocuparse por los pollos criados en batería si no somos capaces de mostrar empatía por una mujer joven que vive gracias a una máquina”.