Instalan área de adiestramiento nutricional virtual contra obesidad

Ésta es la única en su tipo en América Latina, con la cual se podrá capacitar a los médicos usando distintas herramientas tecnológicas. 
Practicarán con maniquís de bebés y equipo computarizado.
Practicarán con maniquís de bebés y equipo computarizado. (Blanca Valadez)

México

En el Instituto Nacional de Pediatría (INP) se instaló el área de adiestramiento nutricional virtual, único en su tipo en América Latina, que permitirá capacitar a los nuevos médicos con equipo tecnológico de vanguardia en el manejo adecuado de bebés prematuros que sufren desnutrición, cuentan con baja talla y pesos, tienen cáncer, VIH/sida u otras enfermedades, sin caer en el esquema que a la larga propicien obesidad, sobrepeso, enfermedades crónicas.

Alejandro Serrano Sierra, director general del INP, explicó que este centro de capacitación y adiestramiento conformado con simuladores, equipo computarizado y maniquís de bebés usados para evaluar diferentes planes de nutrición, resulta esencial dentro del programa de gobierno para combatir la obesidad y sobrepesos, ya que a partir de ahora cada infante recibirá un tratamiento nutricional indispensable para su sano desarrollo y crecimiento.

“Esta es una unidad líder, la primera en América, que cuenta con equipos, maniquís y simuladores personalizado que plantearan los diferentes escenarios para atender a niños que requieren determinados aportes nutricionales para su crecimiento y desarrollo, asimismo se centrará en aquellos que presentan alguna enfermedad  de base. Consideramos que la estrategia gubernamental para combatir la obesidad, sobrepeso y diabetes se verán muy fortalecidas con la formación de este tipo de recursos”.

Si bien en el INP se guiaba antes por métodos científicos replicados en diversas partes del mundo, dijo, la realidad es que “no estábamos haciendo bien las cosas” ya que a todos los menores se manejaban con un mismo esquema de atención basado en elevar su peso y talla.

Pero ese método, dijo, conforme a evaluaciones, derivó que en los pacientes del INP y de otras instituciones subieran de pesos, padezcan ahora de obesidad, y tengan la posibilidad de desarrollar enfermedades crónicas y degenerativas, con una expectativa y calidad de vida disminuidas.

“En años atrás el interés de aumentar el peso y la talla de un niño en los primeros años de vida era indispensable, esencial, hoy sabemos que esto es un factor de riesgo. Los médicos residentes en formación deben de saber qué hacer en estas primeras etapas de la vida, que son fundamentales, en las que puede haber cuadros indistintos de anemia, desnutrición, otro tipo de padecimientos”, comentó en entrevista.

“Una alimentación que no es ideal para un niño de bajo peso puede ser un factor de riesgo para que el día de mañana desarrolle obesidad y sus diversas complicaciones. Con este tipo de equipo, de capacitación virtual, los médicos residentes tendrá en claro qué capacidad y requerimientos calóricos necesita ese menor, los nutrimentos esenciales para su desarrollo neurológico”.

Cada año el IMP registra 6 mil egresos hospitalarios y a diario otorgar hasta mil consultas, muchos son infantes con desnutrición y anemia. “No podemos atender a todos de la misma manera, en ocasiones la enfermedad que presentan es la condicionante para que suban de peso, tengan obesidad, lo que queremos es responder oportunamente planteando los diferentes escenario”.

Diabetes se multiplicará

En México se gastan más de 42 mil millones de pesos en atender la diabetes y sus complicaciones, lo que corresponde a 1.3 por ciento del PIB y 13% del gasto público, y en 2017 esa cantidad se duplicará a alrededor de 84 mil millones de pesos que resultan incosteables, alertó el director del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición, David Kershenobich.

La diabetes tipo 2 provoca que 7 de cada 10 adultos presentan un exceso de peso corporal, con riesgos para su vida; que uno de cada 10 mexicanos fallezcan a causa de la diabetes, mientras que uno de cada tres niños padece de sobrepeso u obesidad.

“México ocupa el segundo lugar en prevalencia de población adulta con obesidad entre los países miembros de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE): una persona con sobrepeso gasta 25% más en servicios de salud, gana 18% menos que un individuo sano, lo cual representa un problema grave para la salud pública y para la economía nacional”, ello conforme al diagnóstico de la Secretaría de Salud.