India lanza misión de bajo costo a Marte

La sonda de 1.3 toneladas, que llegará en un año al planeta rojo, cuenta con captores destinados a medir la presencia de metano en la atmósfera.
La gente celebró en la calle con pancartas que mostraban su orgullo por la hazaña.
La gente celebró en la calle con pancartas que mostraban su orgullo por la hazaña. (Dibyangshu Sarkar/AFP)

Nueva Delhi y Phoenix

El cohete indio que transporta una sonda hacia Marte despegó ayer desde el sur de India, país que espera convertirse en la primera nación asiática en llegar al planeta rojo gracias a una tecnología de bajo costo.

Esta misión a Marte, iniciada en 2012, apenas ha costado 4 mil 500 millones de rupias (aproximadamente 948 millones de pesos), pues fue concebida con base en el Jugaad, un principio típicamente indio que consiste en encontrar la solución menos cara posible a cualquier problema.

Los ingenieros indios lograron que la inversión necesaria para su misión fuera de apenas 10 por ciento de lo que le costó a la NASA enviar la sonda Mars Reconnaissance Orbiter en 2005 para estudiar el mismo planeta.

“Ha despegado”, anunció un comentarista en la televisión pública, cuando a las 09H08 GMT el cohete rojo y negro abandonaba la plataforma de lanzamiento en Sriharikota, en la bahía de Bengala, a unos 80 km al noreste de Chennai, en el sur del país.

El cohete de 350 toneladas transporta una sonda de mil 300 kilogramos, el Mars Orbiter, que tardará en torno a un año en llegar al planeta rojo, situado a más de 200 millones de kilómetros. La sonda entró en órbita alrededor de la  Tierra menos de una hora después del lanzamiento, indicó la agencia espacial india.

Decenas de científicos indios siguieron la trayectoria de la sonda desde la sala de control, mientras la gente en la calle celebraba el lanzamiento con pancartas que mostraban su orgullo por la hazaña.

India aspira a inscribirse en la historia de la exploración interplanetaria como primer país de Asia que llega a Marte.

La misión

El primer ministro, Manmohan Singh, anunció la misión hace 15 meses, poco después del fracaso de una misión china, en la que la sonda rusa que transportaba al satélite chino Yinghuo-1 nunca tomó su trayectoria hacia Marte.

Concebida y construida en un tiempo récord, y con un presupuesto reducido, la sonda de India está provista de captores que pueden medir la presencia de metano en la atmósfera de Marte, lo cual acreditaría la hipótesis de una forma de vida primitiva en dicho planeta.

A su llegada al planeta en 2012, el robot Curiosity de la NASA, una especie de pequeño vehículo todoterreno dotado de 10 instrumentos de medición, no detectó metano —un gas a menudo señal de actividad biológica—, según un estudio publicado en septiembre.

Un éxito puede ser motivo de orgullo para el país de mil 200 millones de habitantes. Como antecedente, en 2008 una sonda india permitió descubrir la presencia de agua en la  Luna, 39 años después de la hazaña de Neil Armstrong.

Además, la misión puede reforzar la reputación industrial y tecnológica de India, que produce el coche más barato del mundo y se impone como líder mundial de innovación con bajo presupuesto.

El cohete que debe propulsar el Mars Orbiter no es bastante potente para su misión, pero los ingenieros de la Organización India para la Investigación Espacial (ISRO, por su sigla en inglés) tuvieron la idea de poner a girar la sonda alrededor de la Tierra durante un mes con el propósito de que gane velocidad suficiente para escapar a la fuerza de la gravedad terrestre.

“No la subestimen porque sea una misión barata y pionera”, opinó el periodista científico indio Pallava Bagla. “Está el Jugaad, está la innovación, y todo el mundo busca actualmente realizar misiones a bajo costo”, aseguró.

Competencia

Varios países lanzaron misiones espaciales a Marte, en especial Estados Unidos, Rusia, Japón y China, pero muchos, como Japón y China, fracasaron.

India también ha tenido varios fracasos en el ámbito espacial, incluida la explosión en vuelo de un cohete en 2010, así como  la pérdida de contacto con la sonda Chandrayan en 2009.

La  NASA lanzará el 18 de noviembre una sonda llamada  Maven a la capa atmosférica más alta de Marte con el fin de entender mejor las razones de la desaparición de la mayor parte de su atmósfera.

El presupuesto para esa sonda de EU es seis veces superior al del Mars Orbiter.

“No pensábamos que (los indios) fueran capaces de enviar (la sonda) tan rápido”, declaró Joe Grebowsky, científico estadunidense que trabaja en el proyecto Maven. “Si lo logran, es fantástico”.

Apple tendrá fábrica de zafiro en EU

En el estado de Arizona, Apple construirá una fábrica para la producción de cristal de zafiro, un material transparente de gran resistencia, informó su socio GT Advanced Technologies.

La planta tendrá más de 700 trabajadores. Apple utiliza el cristal de zafiro para sus cámaras y en el sensor de huellas dactilares del nuevo iPhone 5s.

La cuestión es por qué Apple ha optado ahora por la producción del material en territorio estadunidense, ya que todos los aparatos en los que se usa son fabricados en Asia y no parece del todo lógico que las piezas sean enviadas desde Estados Unidos.

Por eso, la fábrica podría apuntar al lanzamiento de un futuro producto que se hiciera por completo en Estados Unidos, como por ejemplo un reloj-computadora. El cristal de zafiro se usa mucho en los relojes.

Es el segundo paso de Apple para fabricar en su mercado nacional, tras el de la nueva computadora profesional Mac Pro, que saldrá a la venta en diciembre y se produce en Texas. Sin embargo, el aparato, que costará al menos 3 mil dólares, no es un producto masivo.

También su competidor Google está probando producir en Estados Unidos, asimismo en Texas, su smartphone Moto X de la filial Motorola. Sin embargo, gran parte de los componentes proceden de Asia.