Médicos apadrinados por Patch Adams llegan a Torreón

Los médicos de la risa el argentino Santiago y el italiano Mauro, viajan por el mundo regalando alegría a través de su proyecto "Hagamos sonreír al mundo". Ya visitaron hospitales y casas hogar.
Mauro y Santiago.
Mauro y Santiago. (Especial.)

Torreón, Coahuila

Un argentino y un italiano, ambos médicos de la risa, viajan por el mundo regalando alegría a través de su proyecto "Hagamos sonreír al mundo".

Torreón es parte la travesía de Santiago y Mauro, quienes a su llegada a La Laguna han visitado hospitales, casas hogar para niños en situación vulnerable y asilos de ancianos.

La asociación de Médicos de la Risa de la ciudad, funge como anfitrión de Santiago, doctor de la risa argentino y de su colega italiano, Mauro. Llegaron a México hace ocho meses, lapso en el que se han dedicado a contagiar de carcajadas a quienes cruzan por su andar.

Después de México llegar hasta Alaska y luego regresar a Estados Unidos para concluir en el Instituto Gesundheit, Virginia.

Los especialistas en risoterapia se conocieron en la selva peruana en una reunión a la que asistieron 120 payasos humanitarios de todo el mundo y ahí planificaron su viaje. Su intención es seguir hacia el norte de América engalanados por su inseparable nariz roja.

Mauro, nacido en Italia, solicitó una licencia por 10 meses en el banco donde trabaja para arrancar esta iniciativa que fue apadrinada por el doctor Patch Adams.

Planean después de México llegar hasta Alaska y luego regresar a Estados Unidos para concluir en el Instituto Gesundheit, en Virginia, mismo que dirige Admas.

Santiago, de nacionalidad argentina comparte que empezaron con la idea de hacer sonreír al mundo, pero durante el trayecto han experimentado que sus pacientes no solamente necesitan reír, requiere además de un abrazo o sentirse acompañado.

Para Médicos de la Risa, la oportunidad de convivir con Santiago y Mauro es una forma de motivarse para seguir adelante con su voluntariado.

Los extranjeros continuarán algunos días por la Comarca Lagunera, visitando hospitales y otros hogares en donde es necesario llevar una dosis de alegría y acompañamiento.