Integración para débiles visuales

El Instituto de Invidentes Capacitados de La Laguna (INCA) capacita a ciegos y personas con baja visión, para que exploten sus habilidades y eleven sus oportunidades de desarrollo laboral.
Instituto de Invidentes Capacitados de La Laguna.
Instituto de Invidentes Capacitados de La Laguna. (Claudia Ríos)

Torreón, Coahuila

En 1991 Fernando de la Campa Páez sufrió un incidente que trajo consecuencias a su vida. Un desprendimiento de retina debido a un golpe en la cabeza, lo orilló a dejar trunca su carrera universitaria y sintió que se le cerraron las puertas en todos los ámbitos.

Tiempo después empezó a trabajar en una central de monitoreo y radio que le dio oportunidad de desarrollarse laboral y personalmente. Se percató de los avances tecnológicos que había en ese momento y decidió impartir pláticas a personas que sufrían del mismo padecimiento para poder capacitarlos.

"Nosotros aquí lo que tratamos de inculcar es enseñarles, sobre todo a los jóvenes que nosotros nos debemos adaptar a una sociedad que no fue hecha para nosotros. Debemos ser más capaces y mucho más profesionales al momento de realizar alguna actividad sin ninguna restricción. Que nuestras limitaciones no sean pretextos para no salir adelante".

Buscando solidarizarse con las personas con ceguera o discapacidad visual, en 2003 surgió la idea de crear una asociación en donde dichas personas puedan sentirse identificados con gente de mismas o características similares y nació el Instituto de Invidentes Capacitados de La Laguna (INCA).

"Yo no me sentía identificado al tratar o trabajar con personas ordinarias, muchas veces ellos no están consientes del grado de discapacidad que uno tiene, por ello yo me capacité en instituciones a lo largo de la República Mexicana para emprender esta asociación.

Como las personas que acuden a nosotros se sienten identificados por tratar con personas iguales a ellos", dijo, Fernando.

Comentó que él y su esposa emprendieron la tarea de buscar a gente con esas características de padecimientos y al reunirse con ellos se percataban que estaban muy atrasados, con conocimientos nulos de las herramientas tecnológicas que se van desarrollando.

Dado a esa situación, se empezaron a reunir en grupos para poder capacitarlos y apoyarlos con el desarrollo de habilidades computacionales y de la vida diaria.

Con el paso del tiempo se congregaban más personas y necesitaban más espacio, entonces decidieron establecer un lugar más amplio y con todas las necesidades que se requerían.

INCA es un centro de capacitación para las múltiples facetas que vive el ciego y débil visual a lo largo del desarrollo de sus vidas. Se les realiza un estudio para saber cuáles son sus necesidades y prioridades, para ello, mucho depende de la edad que tenga el paciente que asiste a terapia.

Cuenta con un centro de computación equipado con 15 aparatos con monitores LCD y conexión inalámbrica a red interna así como a Internet, software lector y ampliador de pantalla JAWS para usuarios ciegos y de baja visión. También con voz y ampliación en un mismo producto.

Tienen impresoras para caracteres en Braille Basic-D, Everest-D y 4x4 de Index Suecia, así como software traductor de texto a caracteres en sistema Braille, Duxbury y Win-Braille para la producción de textos.

De igual manera existe una biblioteca braille con más de 500 ejemplares en las materias, para obtener informaciones culturales, educativas, académicas, recreativas, entre otras.

Por otra parte, también asisten alumnos menores de edad que cuenten con esos problemas visuales y se les da un impulso y apoyo para la realización de tareas escolares o bien ayudándolos a estudiar.

A estos niños se les enseña al uso de la computadora con programas especializados donde ellos pueden hacer las actividades sin ningún obstáculo.

¿Dónde contactarlos? Calle Juan Terrazas #502 colonia Ampliación Los Ángeles en Torreón. Mail: incalaguna@gmail.com. Teléfono: 7164524.

Para quienes ya están en edad laboral se les apoya con las herramientas esenciales como consultas en internet, material para realizar escritos, hasta cómo crear y utilizar su correo electrónico.

También se les prepara para que puedan obtener un empleo digno y se desarrollen en su ambiente laboral con ética y profesionalismo, dejando a un lado los prejuicios de les conducen a pensar que están limitados de alguna manera.

Con las personas de la tercera edad, se trabaja con terapias ocupacionales como visitas a lugares y convivios, tomando en cuenta el tipo de discapacidad que tenga cada uno, es el rubro que se les da a los miembros.

Siendo Ciudadano Distinguido en 2011, Fernando de la Campa dice estar satisfecho con el trabajo que ha realizado con las personas que han acudido a INCA de la Laguna y los reconocimientos que se le han otorgado lo impulsan a seguir adelante.