El Nazas y el Aguanaval 'pegaban' al algodón lagunero

En 1960 en Poza Rica, Veracruz, un periodista fue asesinado, el gobierno prometió garantías y el prometer no empobrece. Los gringos seguían de armados en Berlín, con los rusos siguiéndoles el juego.
Agosto de 1960.
Agosto de 1960. (Cecilia Rojas)

Torreón, Coahuila

Ciudad Trujillo en la Dominicana tenía una embajada de México. Ya estaba llena de personas asiladas, pero un grupo de presuntos asilados ingresó por la fuerza y un diplomático resultó acuchillado.

Todavía con la espinota del Spútnik, los gringos lanzaron el globo Eco al espacio. Iba un hombre rana a bordo, mismo que cayó al mar y fue rescatado.

Presumía el Patronato del Parque Nacional Laguna, otrora Raymundo a secas, de que ya era un lugar en el que no había inmoralidades. Tumbaron los árboles viejos del Bosque de Galería, y sembraron nogales.

EU se negaba a salir de Berlín, al igual que Rusia, que por que los gringos habían ganado a los nazis.

La cosa fue que la victoria había sido conjunta. La pobre Alemania quedó en medio como hijo de padres divorciados.

México andaba con el pendiente de una visita de Nikita, pero las autoridades declararon que nadie lo había invitado, quesque por que el presidente estaba muy ocupado y Nikita chimuelo, pero más bien le tenían miedo a Washington.

En Poza Rica, Veracruz, fue asesinado el periodista Alberto Altamirano, en un crimen no aclarado pero que despertó la conciencia de la prensa mexicana. El gobierno prometió garantías en todo el país. El ayuntamiento de Poza Rica cayó.

Cuba en el ojo del huracán, primero se especuló enfermedad de Fidel, luego EU les confiscó algo así como 770 mdd, y el Vaticano amenazaba con cerrar los templos católicos de la isla si Castro no garantizaba libertad religiosa. Fidel: impávido.

A David Alfaro Siqueiros lo detuvieron el día nueve. Los motivos no estuvieron claros del todo, pero andaba hablando de todo lo que estaba tan mal en el país. Fue a dar a Lecumberri. Al final el cargo fue de "alborotador".

Rusia no se iba a quedar atrás con las cosas espaciales y siderales. Mandaron una nave con perros, ratas, moscas y hasta televisión a lo mejor para que los pobres animalitos no se aburrieran.

Les encantaba juntarse a los cancilleres, nada más para agarrarse de las greñas, diplomáticamente hablando. En ese año la junta fue en San José de Costa Rica y todos se hicieron pelotas.

La mala maña de invitar a los gringos hacía peor los pleitos, por cierto que acusaron a Cuba de difundir el comunismo en América, fomentando deformidad de corazones, ajá. Cuba presumió su amistad con Rusia, para más berrinches.

Llovió mucho por acá por la región, las aguas broncas del Aguanaval y el Nazas hicieron de las suyas, y los campesinos esperaban cosechar menos algodón del que tenían planeado. Al 23 se cayó el cielo en La Laguna, con graves daños.