En 1984 Santos fue campeón de segunda división B

En pésimas condiciones se presentaba la siembra del algodón lagunero según publicó La Opinión en julio de ese año.
Julio de 1984.
Julio de 1984. (Cecilia Rojas)

Torreón, Coahuila

Como tristes flores marchitas los cadáveres de miles y miles de personas en Centro América iban saliendo a la luz. Muchos nunca fueron identificados. Tanta sangre derramada en vano aún reclama justicia, sobre todo por que la guerra sigue.

Tenían al "Negro" Durazo en Puerto Rico, territorio gringo, incomunicado y se pensó que iban a extraditarlo a México. El sujeto, ex director de la policía capitalina, era de lo piorrrr. Pero los vecinos no lo querían soltar.

Por cierto, con el pretexto de que Estados Unidos había perdido el control fronterizo, Ronald Reagan y sus congresistas proponían la ley Mazzoli-Simpson, que básicamente pasaba a perjudicar mucho a los braceros, a los que regresaban para acá de muy mala manera.

Invidentes de San Pedro de las Colonias se quejaron amargamente por que hubo un fraudulento "Maratón de la Risa" para apoyarlos, pero a varios días del susodicho maratón, no veían cuentas claras.

Gerardo Sotomayor Garza quedó al mando de la Unidad Torreón de la Universidad Autónoma de Coahuila en forma interina, tras la renuncia de Claudio Aguirre. El ahora Magistrado ofreció su juventud en aras de la Universidad.

En aquel mes, el Santos Laguna se convertía en el Campeón de la Segunda División B y así conquistaban los corazones laguneros.

De visita en México el canciller de Alemania occidental, Helmut Kohl, dijo que urgía frenar el desnivel social, pero nadie le hizo caso. Le tocaron malos tiempos: antes a los invitados los paseaban por todos lados, y a el no.

Por primera vez, Estados Unidos tuvo una candidata a la vicepresidencia. Era Geraldine Ferraro, designada por el demócrata Walter Mondale, también candidato. Pasaron la competencia interna de su partido.

Pésimas condiciones se presentaban en aquel año para la siembra del algodón lagunero. Los ganaderos lecheros se quejaban en México, pero sobre todo acá, por que la Conasupo había puesto demasiada leche en polvo barata en venta, y los pobrecitos lecheros tuvieron que tirar varios litros, que por cierto, no se les ocurrió regalar.

Fue el año de la masacre en Mc Donalds de San Isidro, California. Los primeros reportes inculpaban a un hispano. Ocurrió el día 18, James Huberty enloqueció y mató a 22 personas con edades de entre ocho meses y 78 años, muchos eran latinos.

Aquello fue antes de las Olimpiadas de Los Ángeles, donde otra vez, México pasó de largo. El mayor problema que veía el COI, era el dopaje de los atletas que ya eran bien pachecos. Se pusieron buenas esas competencias.