Durango se declaraba en desastre agrícola

En la opinión en 1979 se publicaba que Juan Pablo II estaba de viaje por Irlanda, fue muy bien recibido y pidió la paz. Aseguró que iba tras las huellas de San Patricio.
Hemeroteca de La Opinión, octubre de 1979.
Hemeroteca de La Opinión, octubre de 1979. (Cecilia Rojas)

Torreón, Coahuila

Los panameños muy contentitos por que se les dijo que por fin, tras muchas décadas, el infame Canal de Panamá ya no iba a ser controlado por Estados Unidos.

Los gringos nerviosos y nostálgicos, aunque la nostalgia ¿de qué sería? ¿del dominio? Si ya tenían en un puño al mundo.

Juan Pablo II de viaje por Irlanda, fue muy bien recibido y pidió la paz. Aseguró que iba tras las huellas de San Patricio. Luego se fue a EU y deploró los protervos placeres que la juventud de entonces tenía y los alejaban de la religión, a los impíos. Una visita histórica.

Fue el año del premio Nobel de la Paz para la Madre Teresa de Calcuta. El gran Jorge Luis Borges estaba entre los nominados para el de Literatura, pero ganó el poeta griego Odiseo Elytis.

Ya después también se dio la vuelta Fidel Castro y entre otras cositas, pidió más o menos lo que Su Santidad, pero le hicieron menos caso.

"Las poetisas del balón" eran las chicas de la selección Laguna en el campeonato femenil nacional de fútbol, celebrado en Baja California. Llevaban tres campeonatos anuales al hilo. Acá en Torreón, se celebró una carrera de bicis bananas al día 15.

Una mala: los ejidatarios preferían ir a pizcar algodón en parcelas de pequeños propietarios, incluso fuera de la región, por que ya no les convenía ni sembrar, ni cosechar a mano la fibra. Durango se declaraba en desastre agrícola.

De pilón, otra devaluación en el país, que trajo consigo aumentos en todos los productos y servicios. Y eso que teníamos petróleo y préstamos a lo loco. EU vio la suya y pidió crudo a cambio de ayuda a los países pobres.

Tantos que amanecen crudos, bien pudiéramos haberlos mandado. Y por cierto, el embajador de EU en México presentó su renuncia al presidente Jimmy Carter.

Fue en aquel año cuando nos anunciaron el IVA, en vigor para 1980, con la promesa de que el régimen tributario sería más fácil y que además, se iban a pagar menos impuestos pero nada, al contrario y hasta la fecha seguimos en las mismas.

Y aunque usted no lo crea, en El Salvador otro golpe de estado depuso al presidente, con intenciones de instaurar una Democracia Real y ya después mejor decidieron llamarle izquierda moderada. Desde luego, se armó la de Dios es grande.