Muy contentitos con el Circo Europeo

En agosto de 1918 se publicó en La Opinión que entre otros artistas, traían al payasito Miguel, que hizo harto chiste de la situación nacional y cosechó gran éxito.
Hemeroteca de La Opinión, publicación de agosto de 1918.
Hemeroteca de La Opinión, publicación de agosto de 1918. (Milenio Digital)

Torreón, Coahuila

A Lerdo y Gómez Palacio les pedían unas muestras de higuerilla y guayule para enviarlas al extranjero y en una de esas, igual y se animaban a comprarnos el producto en otros lares.

Con todo y guerra, las cosechas británicas logradas ese año eran calificadas de excelentes, todavía mejores que las de 1868. Así de alguna forma, se conjuraba el pronóstico de hambre. O eso creían.

Tomado del diario "El Occidental", se planteaba en la sección "Como Opinan los Demás", que el respeto a la ley era base de la paz orgánica.

Intervenir mensajes era cosa seria. El General Gregorio Carrera denunciaba que uno de sus telegramas había sido abierto no por su destinatario, e interpuso una denuncia, muy enojado.

Según el análisis del redactor, tras la lucha en México el mismo pueblo que se había levantado en armas hacía años, a través de sangre y dolor, el que respetaría las leyes. Pero nada.

El Colegio Juárez para niñas anunciaba que iba a abrir matrículas. El centro educativo se encontraba de forma provisional en la calle Cepeda y las profesoras iban a ser puras señoritas tituladas y regiomontanas.

Muy activos eran los juzgados locales. Llama la atención la información acerca de la cantidad de personas que morían debido a complicaciones gástricas, desde los meses de edad, hasta personas ya mayores.

Los torreonenses muy contentitos con el Circo Europeo, que sería muy europeo, pero entre otros artistas, traía al payasito Miguel, que hizo harto chiste de la situación nacional y cosechó gran éxito.

Coahuila anunciaba que iba a promulgar la ley de emancipación del empleado, la primera de este tipo en México, vanguardista, aunque a la fecha queden miles de pendientes para con los obreros.

Presumían los franceses de que en tan sólo cuatro días, habían logrado detener a unos diez mil soldados alemanes, que pululaban por diversas regiones del hermoso país de los galos.

La Unión de Carpinteros de La Laguna buscaba reorganizarse porque estaban en pleno desgarriate. Quien sabe cuántos serían, pero tal vez no más que los 50 peluqueros locales.

En términos de unión, el partido Obrero Socialista presidido por Manuel Mijares en Chihuahua, invitaba al partido Obrero Socialista Coahuilense a que se unieran por el socialismo.

Se les voltearon muy feo los rusos de Petrogrado a los alemanes, y al grito de "abajo los germanos", se amotinaron contra los opresores, movidos por un hambre de veinte días.