Golpe racista con el asesinato de Malcom X

Durante febrero de 1965, el líder fue asesinado mientras daba una conferencia en una sala de baile. Torreón era señalado como punto de reunión de malechores, fama que aún ostenta.
Febrero de 1965.
Febrero de 1965. (Cecilia Rojas)

Torreón, Coahuila

La China roja denunciaba una conspiración yanqui-belga y rápidamente, Washington lo negó todo.

La Delegación Agraria de La Laguna hacía un llamado a los campesinos para que reportaran si eran propietarios de tierras, a fin de que extraños elementos extorsionaran al productor.

También le pidieron al ministro británico Adlai Stevenson que se callara, que no anduviera diciendo que la ONU era un organismo de paz.

Muy orondo el gobierno anunciaba que por primera vez en la historia del mundo mundial, el peso mexicano se iba a usar como divisa, porque la moneda era dura y otros países la aceptaban. Claro que era dura, de metal. Pero nos duró poco el gusto.

Hubo razzia de negros en Alabama. Entre ellos el reverendo Martin Luther King que luchaba por la integración.

Desde la cárcel, el líder espiritual llamaba a la calma, aunque los morenos seguían siendo atosigados con la violencia de los blancos, algunos de los cuales tenían el alma negrota.

Malcolm X fue asesinado en Manhattan, cuando daba un discurso político en una sala de baile.

Tenía 38 años y se convirtió en un ícono de lucha y el círculo de violencia creció. Así mismo, se vislumbraba un riesgo latente para Luther King.

Tremendo chasco se llevó Manuel Cortés, que a sus 20 años se quería casar con Alberta, de 18 que tenía algo rarillo.

Eran de Guerrero, pero se fueron a matrimoniar por el civil en Puebla. Y pues la novia resultó ser otro novio. En la noche de bodas todo se derrumbó.

En Vietnam, EU arremetía con intensivo fuego a la población. Aunque la potencia argumentaba que era en defensa propia, porque los vietnamitas andaban tronando palomitas, total puros pretextos para destruir. El presidente gringo Johnson decía que anhelaba la paz.

Qué vergüenza, que en la capital se señalaba que Torreón era favorito de los hampones, desde rateros hasta tratantes. Y ahora también de ampones, porque los gorditos no lo pasan mal por acá.

Con éxito llegó el "Ranger 8" a La Luna, y mandó fotos, después de que el "Ranger 7" nada más azotara sobre la superficie del satélite.

Escandalera porque fueron detenidos unos castristas-comunistas, entre ellos una mujer, que según esto, querían dinamitar el monumento a Washington y de pasada, la Estatua y la Campana de la Libertad.

Y para prevenir mañosidades, en Torreón la policía anunció que todos los menores que anduvieran de vagos iban a ser detenidos y lo peor, entregados a la chancla materna. Pero no iban a molestar a los que anduvieran laborando por necesidad.