Harry juega al columpio

En su visita al nuevo parque olímpico, que abrirá sus puertas mañana, el príncipe Harry bromeó con la posibilidad de que se celebren otros Juegos Olímpicos en Londres.

Londres

El príncipe Enrique, nieto de la reina Isabel II, bromeó con la posibilidad de que se celebren pronto otros Juegos Olímpicos en Londres, durante su visita al parque olímpico, que abrirá mañana al público como centro turístico.

"Nunca se sabe, las Olimpiadas podrían volver antes de que nos demos cuenta", apuntó el hijo del príncipe Carlos, que manifestó su alegría por la remodelación de la zona del este de la ciudad.

El príncipe estuvo acompañado en su visita por el alcalde de Londres, Boris Johnson, que contestó al reclamo de Enrique sobre unos nuevos juegos diciendo que se pondría "manos a la obra" para celebrar unos Juegos de Invierno en la ciudad.

Durante la jornada se reunieron con representantes de los "Invictus Games", un campeonato deportivo para los miembros heridos de las fuerzas armadas que en septiembre celebrará algunas de sus pruebas en el parque olímpico.

También pasearon por el bautizado como "Parque Olímpico Reina Isabel", hablaron con encargados de la transformación de la zona e intercambiaron bromas y juegos con niños.

Un sonriente Enrique, vestido con traje azul, se atrevió a montar en un gran columpio, una de las atracciones del parque, que fue empujado por pequeños a los que después él devolvió el favor.

Boris Johnson, por su parte, se aventuró a cruzar un puente de cuerdas.

La zona ha sido transformada en un espacio con servicios para recibir a millones de turistas y el nexo de unión de un nuevo barrio residencial que acabará de cobrar forma durante la próxima década.

"(Los ciudadanos) se darán cuenta de lo afortunados que son porque tienen la oportunidad de venir aquí antes que nadie", dijo Enrique, quién no olvidó comentar que su sobrino, el pequeño Jorge, hijo de los duques de Cambridge Guillermo y Catalina, también tendrá "su oportunidad" de visitar el parque, "seguro".

El alcalde de Londres dijo que el parque es "una visita obligada tanto para los londinenses y los visitantes y es una brillante pieza central para nuestros ambiciosos planes de regeneración de la zona de Stratford y más allá".