Siete memorables momentos de música y moda

La relación entre música y moda es larga, muy próspera y divertida. La conferencia de TagDF sobre el tema nos hizo recordar algunos de sus mejores momentos, que te presentamos a continuación. 
La relación entre la moda y la música es mucho más íntima de lo que te imaginas.
La relación entre la moda y la música es mucho más íntima de lo que te imaginas. (Milenio Digital )

La moda y la música son dos expresiones artísticas que van mucho más allá que el sonido ambiental de una pasarela. A lo largo de la historia, la música ha influenciado el estilo y viceversa, como fuente de inspiración y expresión.

Durante una de las conferencias de TagCDMx y Compra Moda Nacional, Marty Preciado, editora de la revista Nylon, Mariana Villareal, diseñadora de Sangre de mi Sangre y Arcadio Jaramillo, de Levi’s ahondaron en esta íntima relación, mencionando algunos de nuestros momentos favoritos:

El punk y la moda

Para muchos, una de las madres innegables del punk es la diseñadora Vivienne Westwood. La británica puso la boutique SEX en Londres en los años 80 con el legendario productor Malcolm McLaren. La tienda vendían prendas inspiradas en el BDSM, con púas y estoperoles.


El estilo era tan novedoso, que atraía a los personajes más singulares. Fue precisamente ahí donde McLaren encontró a Syd Vicious, que con el tiempo se convirtió en uno de los personajes más icónicos del punk.

Marc Jacobs y el Grunge

Marc Jacobs intentó trasladar la escena grunge de Seattle a las pasarelas de Nueva York con una colección para Perry Ellis, en noviembre de 1992. Durante el desfile sonó Sonic Youth y Nirvana, mientras modelos que apenas comenzaban sus carreras, como Kate Moss y Tyra Banks, lucían estampados de cuadros y botas Dr. Martens.


La colección no llegó a producción y Marc Jacobs fue despedido por no hacer moda redituable. Ante su frustración, el diseñador le regaló varias prendas a la pareja de oro del grunge: Kurt Cobain y Courtney Love.

“¿Sabes qué hicimos?, la quemamos. Éramos punks, no nos gustaban ese tipo de cosas” fue lo que contestó Courtney Love cuando le preguntaron qué había hecho con la ropa.

Años después, la rockera le dio el visto bueno a otra colección inspirada en la música que creó su ex esposo.  Courtney asegura que Heidi Slimane, directora creativa de Yves Saint Laurent, sí entendió la esencia del grunge.

Adidas y el rap

En 1987, Run DMC firmó el primer contrato de patrocinio con Adidas, luego de que el grupo comenzara a usar la marca para establecer su estilo y de que su canción “My Adidas” se convirtiera en un éxito masivo.


Desde ese entonces, la compañía ha estado presente en la escena del rap y del hip hop, que es compatible con el estilo que combina lo deportivo con lo callejero.

Esto ha hecho que multitud de músicos hayan creado colecciones limitadas para la marca. Como la de Kanye West de este año llamada “Yeezy”, o los 50 modelos de los clásicos tenis Superstar, diseñados por Pharrell. 

David Bowie y la moda

La influencia que el cantante británico ha tenido en el mundo de la moda es tal que incluso hoy, los diseñadores siguen tomándolo como referencia.

Alexander McQueen, Givenchy y Balmain se han inspirado en los vestuarios de varios de sus personajes como Ziggy Stardust y The White Man para crear colecciones enteras.

En la colección Primavera/Verano de 2010, Givenchy presentó un saco de rayas monocromáticas muy parecido a la imagen que tenía Bowie como Ziggy Stardust en la década de los 70.

Por su parte, en 1997 Alexander McQueen diseñó en colaboración con el cantante, el abrigo que simula la bandera del Reino Unido y la cual ha sido una de las prendas icónicas de Bowie.

Gwen Stephani y las cholas

La cantante estadunidese se ha convertido en un ícono de estilo. Tanto que tiene su propia –y muy exitosa- línea de ropa L.A.M.B.

En los 90, Gwen Stefani optó por un look inspirado en las cholas, una subcultura de mexico-americanos que utiliza elementos del hip hop en su vestimenta como pantalones grandes y cadenas. Su estilo de maquillaje es uno de sus distintivos, con delineador de labios en tonos más obscuros que el labial.

El estilo perduró a lo largo de la década y subsiste hasta hoy, con cantantes como Rihanna y Selena Gómez retomándolo.

Otra de las contribuciones “fashionistas” que Gwen hizo fue la introducción al estiloso barrio de Tokio Harajuku a Occidente, en el que las diversas subculturas mezclan prendas tradicionales japonesas con piezas contemporáneas de occidente, como uniformes escolares o ropa gótica. 

La mezclilla y la música

Pensar en The Ramones sin pantalones y chamarras de mezclilla, es imposible. Ellos fueron los primeros en usar sobre el escenario pantalones “personalizados” al hacerle ellos mismos las rasgaduras.  Sobra decir que la camiseta con el logo de la banda es una de las prendas más cool y atemporal del clóset de miles de personas en el mundo.

Con el tiempo, varias marcas han trabajado con músicos para crear sus vestuarios, como Levi’s que actualmente trabaja con las chicas de Haim, Twin Shadow y hasta Snoop Dog para crear prendas que vayan con su estilo, según Arcadio Jaramillo, Director de Marketing de Levi’s.  

Pop y alta costuera

Lady Gaga y Katy Perry fueron de las primeras figuras públicas en arriesgarse a salir a la calle con outfits recién salidos de la pasarela.

Por ejemplo, el vestido que Lady Gaga usó en 2010 para recibir un premio de MTV (uno hecho completamente de encaje rojo que cubría su rostro) fue diseñado por Alexander McQueen, mientras que el polémico vestido de carne es del modisto de raíces argentinas, Franc Fernandez.


Por su parte, Katy Perry ha lucido los extravagantes diseños de su amigo Jeremy Scott, en innumerables ocasiones los cuales tienen siempre referencias a la cultura pop. Uno de los más memorables, fue el vestido rojo con el logo de McDonald’s.