Gucci abrió la Semana de la Moda de Milán

Con una propuesta sensual y romántica, Gucci inauguró la Fashion Week en Milán a la que asistió Salma Hayek con su esposo Francois-Henri-Pinault.

Milán

Después de Nueva York y Londres, el mundo de la moda se dio cita el miércoles en Milán, donde Gucci abrió los desfiles para la próxima temporada otoño-invierno 2014/2015 con una propuesta sensual y romántica.

La colección firmada por Frida Giannini para Gucci, que combinó materiales y colores suaves, marca una ruptura total con la opulencia de las temporadas pasadas.

Sin maquillaje ni joyas -salvo algunos brazaletes- y con el cabello suelto, las modelos tenían el aspecto de jovencitas correctas, al estilo de Catherine Deneuve en los filmes de Jacques Demy de los años '60.

Destacaron en el desfile de Gucci abrigos con un aire marcial, con doble hilera de botones redondos en metal, así como vestidos de cuero sin mangas con líneas rectas y botas cuidadosamente combinadas con sus atuendos monocromáticos.

"Busco alejarme cada vez más del estilo sexy para valorizar la sensualidad romántica. Las mujeres deben antes que nada gustarse a ellas mismas", sostuvo la estilista.

Salma Hayek luce poderosa en pasarela de Gucci

Salma Hayek se deleitó con la suavidad de los estilos exquisitamente texturizados de Gucci para el próximo invierno, desde las pieles más elásticas hasta las más peludas.

"Me encanta, quiero tocar todo, es tan suave, tan hermoso", dijo Hayek el miércoles tras el desfile de la colección para damas que arrancó la Semana de la Moda en Milán.

Gucci, Alberta Ferretti y el nuevo Fausto Puglisi comenzaron seis días de la Semana de la Moda con adelantos para el próximo invierno y otoño. Entre los asistentes a los desfiles destacó Hayek quien forma parte de la campaña "Chime for Change" con la diseñadora de Gucci, Frida Giannini , quien es su amiga, y la cantante Beyonce, para promover la educación, la salud y la justicia para niñas y mujeres en el mundo.

En la primera fila de la pasarela la mexicana lució un estilo en piel que proyectaba su fortaleza. Llevaba una boina de piel con una chaqueta de cuero con cierre, una minifalda y unas botas de plataforma a la pantorrilla en charol negro de la colección pre-otoño 2014 de Gucci. Su atuendo lo completaba un bolso con flecos de piel de pitón púrpura.

Se le vio platicar mucho con Franca Sozzani de Vogue Italia, mientras su esposo Francois-Henri-Pinault, director general del conglomerado francés Kering, que es dueño de Gucci, estaba sentado a su lado.

"Es una relación muy especial para mí", dijo Hayek, sobre la campaña en la que colabora y su trabajo en la junta directiva de Kering. "También me encantan sus diseños (de Giannini). Siempre es una sorpresa. Algo un poco puro pero con un poco de poder. Siempre tiene algo inolvidable".

Hayek dejó entrever que pronto habrá más noticias sobre "Chime for Change" — lanzada por Gucci el año pasado.

Sobre su carrera en el cine, Hayek dijo que comenzará a trabajar en "The Tales of Tales" del director italiano Matteo Garrone.

Un intenso programa está previsto para esta semana en Milán con 144 colecciones de prêt-à-porter femeninas para el otoño-invierno 2014/2015, entre 65 desfiles y unas 80 presentaciones.