De la pantalla grande a los antojitos tapatíos

Aprovecha el Festival Internacional de Cine de Guadalajara para probar ricos platillos de Jalisco, comprar artesanías y pasearte por la Perla Tapatía.

Guadalajara

La primavera de Quebec empezó en Guadalajara, pues esta ciudad canadiense es el invitado de honor de la edición 29 del Festival Internacional de Cine de Guadalajara (FICG). A lo largo de sus casi 30 primaveras, este festival ha adquirido prestigio mundial por la hospitalidad de los tapatíos, la diversidad de su programación y  el glamour de las estrellas que en él se dan cita. Es un excelente punto de encuentro para cinéfilos de toda la república, cineastas, universitarios, turistas y, por supuesto, para la crema y la nata de la industria cinematográfica.

Los cineastas de Quebec y de México tienen una relación muy estrecha desde hace varios años, ya en ediciones pasadas artistas quebequenses habían venido al FICG para mostrar películas multiculturales y para dar cursos de animación. Sin duda estos cursos han fructificado, pues la Perla de  Occidente es ya uno de los lugares donde más animaciones se hacen en México.

El festival ha servido también como escaparate para talentos mexicanos y de otros países. Fue aquí que se presentó el primer largometraje de Alfonso Cuarón, Sólo con tu pareja. Algunos de los talentos que estarán presentes este año son los directores Godfrey Reggio, Philip Glass y Steven Soderbergh.

Encantos turísticos

La importancia cultural de la segunda ciudad más poblada de México ha ido en ascenso, en gran medida debido a la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL), la más reconocida después de la de Frankfurt.

Hay que darse una vuelta por el tradicional barrio de San Juan de Dios, equivalente a Garibaldi de la ciudad de México, para disfrutar el pozole y escuchar mariachis. También son notables las plazas y museos del centro histórico, donde se alojan joyas arquitectónicas como el Templo de San Francisco y la Iglesia de Santa Mónica. Y no podía faltar la vida nocturna que ofrece un rico surtido de restaurantes fashion, cafés y antros, y una amplísima gama de antojitos, incluidos los magníficos tacos de lengua de los puestos callejeros y las tortas ahogadas. De todo esto rebosa la avenida Chapultepec y sus calles aledañas. Y la visita a la capital de Jalisco sería incompleta sin probar el tequila, originario de la población del mismo nombre, a pocos kilómetros de Guadalajara.

Las afueras

Una parada obligada es la Nueva Posada Ajijic en el lago de Chapala; Tlaquepaque; ir de shopping al encantador pueblo de Tonalá y admirar la famosa y hermosísima  cerámica; y por último una vuelta por Zapopan, donde está una de las vírgenes más veneradas en todo el país.

Tlaquepaque, a solo 20 minutos en autobús de la ciudad, se ha convertido en “el” lugar para comprar artesanías mexicanas, se pueden adquirir desde chucherías de todos tipos y objetos de arte popular, vidrio soplado, donde puedes ver los talleres. Para conocer bien el pueblo puedes empezar por avenida Independencia, admirar las fachadas en tonos ocres, durazno, azul y exquisitos verdes lima. En lugar de coches encontrarás carritos y farolitos.

Sabrosos platillos

Para probar los verdaderos antojitos de Guadalajara a los que va la gente del lugar, una tapatía nos dio sus recomendaciones: “Hay unas tortas que se llaman “Las famosas”, hay un friego de sucursales. Por supuesto que hay que ir a la heladería “Polo Norte”, famosa por su tejuino; aunque te diré  que el tejuino que más me gusta es el de Don Marcelino en  el Mercado de la Capilla de Jesús.  Para comer tortas están las de KIKO estilo Santuario, en Pino Suárez 570 entre Hospital y Guillermo Prieto. Y no debe faltar una parada en el pozole de “Don Tomasito” en Av. Camacho. Y claro no podían faltar los deliciosos Tacos de Luís afuera en Av. Chapultepec. Ah pero algo de lo que más me gusta para ir a bailar es el MAMBO en Hidalgo y Chapultepec; y el Scratch Du Oro (comida brasileña) y también tocan batucada y puedes bailar aunque sea un poquito y te diviertes como nunca…”

Un buen hospedaje

Casa Vilasanta, Hotel Posada San Pablo, Hotel Morales, Villa Ganz Hotel Boutique, Quinta Don José, Casa de Las Flores y Quinta Real.