Graham’s 1890 Lodge: diseño global y atemporal en Portugal

Este proyecto de diseño para consiste en reinventar este espacio de 193 años de una antigua cava de vino en Oporto, Portugal, para transformar la experiencia del visitante y hacerla más atractiva.

El cliente de este singular proyecto es W & J Graham’s, una compañía familiar de varias generaciones especializada en la producción vinícola. La propuesta es resultado de un esfuerzo multidisciplinario de varias firmas de diseño, entre ellos Luis Loureiro, junto con P-06 Atelier y Nuno Gusmão. El conjunto se localiza en Vila Nova de Gaia, Oporto y fue terminado en 2011.

La intención principal del diseño es crear una intervención atemporal, donde el concepto es la idea de crear objetos, espacios y gráficos que sean inherentes y tengan un sentido de pertenencia, alejados del concepto vintage y conscientes que es un espacio creado para ser permanente.

 El programa del proyecto incluye el diseño de un lobby, un auditorio, un área de exhibición, un espacio para cata de vinos, un pequeño museo, una tienda, un restaurante y un bar. El objetivo fue rehabilitar los espacios potenciales y, en caso de ser necesario, construir y definir áreas nuevas como parte de un nuevo recorrido. 

 Esta propuesta de renovación integral consistió en el diseño de interiores, mobiliario personalizado, una nueva señalética y diseño gráfico ambiental, así como una exhibición permanente.

 En cuanto al uso de materiales y colores, desde el principio de manera intencional, se restringieron al mínimo y emplearon madera y acero. El mobiliario fue diseñado con métodos tradicionales de construcción y ensamblaje con piezas de madera sólidas. Además, los muebles se diseñaron según el tamaño de cada espacio.

 Algunas de las piezas de mobiliario son más grandes de lo normal debido a la intención de adaptarse a las dimensiones espaciales, lo cual enfatizó la escala humana en esta antigua bodega de gran tamaño.

 La estrategia de comunicación visual es respetar la historia de W & J Graham’s; se insinúa la trayectoria pero enfatiza el sentido de atemporalidad, por lo tanto se utilizaron tipografías y formaciones gráficas que transmiten la intención. En sintonía con lo anterior se aplicaron soluciones técnicas durables como grabado en madera y metal, así como un nuevo sistema conocido como “wallprint.

 El diseño integral se entreteje con el objetivo de generar una visión global y atemporal, captura el pasado y lo presenta con un toque actual, atractivo tanto para los visitantes más asiduos como para los más jóvenes.