CRÓNICA | POR BRENDA VALDEZ

Gastrópolis, la capital de la comida en ocho mil metros cuadrados

La ciudad de la gastronomía que reúne a 20 chefs para que demuestren sus técnicas y mejores platillos, entre zonas comerciales y calles que se asemejan al Distrito Federal.

Ciudad de México

Una ciudad no estaría completa sin los sabores y recetas que guarda y que la caracterizan. Ya sea en el propio país o en uno completamente diferente, los visitantes siempre quieren quiere encontrar la gastronomía tradicional.

Eso refleja Gastrópolis, la ciudad de la gastronomía que busca reunir a más de 20 chefs para que demuestren sus técnicas y platillos entre zonas comerciales y calles que se asemejan a la capital de México.

Durante la tercera edición de Millesime México, se busca dar una visión del futuro de la cocina, así como de la innovación de los cocineros participantes.

Entre las calles bien diseñadas y entre escaparates de moda que exhiben diseños de vestir y de decoración, se alza un Show Cooking donde los chefs realizan sus creaciones en directo mientras los invitados degustan las muestras de comida.

Al caminar entre Gastrópolis, se pueden encontrar diversas cocinas divididas por temas. La primera es Jóvenes Maestros, la cual presenta figuras que han innovado la cocina mexicana, pero sin abandonar las tradiciones. En estos espacios se localizan los chefs Francisco Ruano del restaurante Alcalde (Guadalajara), Mario Espinosa de K'u'uk (Mérida), Alfredo Chávez e Israel Montero de Kaah Siis (DF) y Rodolfo Castellanos de Origen (Oaxaca).

La cocina mexicana ha mostrado una revolución que muestra la nueva cara donde se aplican técnicas modernas, pero que conserva sabores tradicionales. De esto trata Cocina de Vanguardia, en la que participaron Jonatan Gómez Luna de Le Chique (Rivera Maya), Edgar Núñez de Sud 777 (DF), Arturo Fernández de Raíz y Pablo Salas de Amaranta (Estado de México).

Durante el primer día, el chef Edgar Núñez presentó en su espacio, una degustación de sopa de calabaza con queso crema de Ocosingo y aceite de oliva, una tostada de atún con jocoque y chicharrón y al final, un guayabate.

Núñez explicó que su cocina está basada en la temporalidad y en las verduras, y eso fue lo que quiso mostrar en sus platos dentro de Millesime, en el cual participa por segunda ocasión y le fascina.

El Estudio Millesime está dirigido por el chef Óscar Portal y normalmente se encuentra ubicado en el hotel St. Regis México, pero durante tres días fue trasladado a la Gastrópolis, donde se preparó la 'cocina en vivo' para que los asistentes apreciaran su técnica.

El anfitrión de este escaparate mostró a los comensales la elaboración de carne tártara condimentada con mostaza, un poco de salsa picante, pepinillos en trocitos, aceite de oliva, sal y pimienta; para darle un toque innovador, el chef congeló con nitrógeno, bolitas un helado líquido.

En la sección de Cocina Internacional, hay varios chefs de renombre internacional como es Morimoto, el cual trae lo mejor de su cocina y donde se puede ver la apertura que la Ciudad de México tiene con las fronteras gastronómicas. En ella también participan Julián Martínez de L'Osteria del Becco, Karen Drijanski de Le Moustache Bistro y Jesús Pedraza de La Rúa de la Criolla.

Pablo Peñalosa, del restaurante Morimoto, fue el encargado de llevar los platillos de este prestigioso lugar. Explicó que el arroz, base de la cocina donde trabaja, es pulido (nadie más tiene una pulidora para este alimento) para darle una textura más limpia, suave y blanca.

El 5, 6 y 7 de noviembre, Gastrópolis se convierte en el sitio donde se comparte la gastronomía entre países. Cada año busca sorprender a los asistentes con las preparaciones y sabores que cada chef ofrece en esta ciudad de ocho mil metros cuadrados.