[VideoAfición] Forjadores de caminos

Destiny ha dividido al extremo la opinión de gamers y periodistas, y son ellos los que definirán el futuro de este estilo y genero de juego, de Bungie y de Activision. Bienvenidos a su destino.

Ciudad de México

"No hay más destino que el que hacemos nosotros mismos", es una frase que Sarah Connor le enseña a su hijo en la saga de Terminator, y que le queda perfecto como una descripción total para el esperado juego de los creadores de Halo: Destiny.

Este título que costó cerca de 500 millones de dólares y tres años de producción, logró recaudar en las primeras 24 horas de venta entre pedidos anticipados y la gente que corrió a las tiendas, justo 500 millones de dólares.

Cifras de locura que demuestran que este entretenimiento de varias nuevas generaciones, poco a poco va ganando en dinero y popularidad al cine, pero centrándonos en Destiny, es un juego difícil de definir, de describir y para muchos de jugar.

Su complejidad radica en varias cosas, primero en ser un juego que está disponible para 4 distintas consolas, Xbox 360/Xbox One, PS3/PS4. Gamers y periodistas han jugado y reseñado versiones que aunque deberían ser la misma, son distintas por algunos detalles (sin contar la parte gráfica) en cada consola.

Por otro lado, como pocas veces de ha visto, sitios especializados en videojuegos y los mismos gamers vía redes sociales, han glorificado y crucificado al juego. Para unos es el mejor de todos los tiempos, para otros es una porquería, un juego decepcionante.

Destiny solo se puede jugar Online, es decir conectado a Internet, campaña o en multiplayer es necesario estar en línea. Su gameplay básico es un third person shooter.

El argumento nos pone en los zapatos de los Guardianes que protegen lo poco que queda de la humanidad, luego de que al explorar Marte se encontró el traveler, una esfera que si bien ayudó al hombre a tener una época dorada, luego de varios siglos atrajo también a la oscuridad, antítesis del Traveler, que luego inició una guerra por apoderarse de la esfera y nuestra misión será protegerla.

Se escoge entre 3 categorías de personaje: cazador, hechicero y titán, y aquí entra otro genero al juego, el del RPG. Para avanzar en las misiones de campaña o ser mejor en el multijugador, tendrás que hacer misiones alternas, obtener dinero virtual del juego, hablar con ciertos personajes etc. Algo que a veces para los amantes de los shooters no funciona.

Aunque estamos ante un juego que gráficamente es inigualable, con un sonido perfecto, incluso con música de Paul McCartney, Destiny tiene su falla y su virtud en tener tantas opciones, en exigir un gamer dedicado para poder pasar cada nivel, en pedir convertirte en un experto en shooter, RPG y multijugador para disfrutarlo.

Sin duda es un gran título, pero no es para cualquiera, no es para el casual gamer, no es fácil ni simple. Como la frase de Terminator, Bungie y Activision han puesto su juego en la mesa, y ahora tendrán que hacer su propio destino con un juego que solo puede calificar o reseñar cada gamer. ¡Game on!