'Fuck Up Nights' o cómo aprender de los fracasos

Cinco amigos han creado un “movimiento alrededor del fracaso” con encuentros en los que los participantes comparten sus intentos fallidos como emprendedores, mientras todos disfrutan de un trago.   

Ciudad de México

Fuck Up Nights poco a poco ha ganado terreno como un movimiento en el que los participantes cuentan sus historias de fracasos en los negocios, de acuerdo con Leticia Gasca, una de las cofundadoras del proyecto.

“Estábamos cinco amigos tomando unos tragos y hablando de la vida emprendedora. Nos dimos cuenta que todos habíamos tronado negocios, pero nunca nos habíamos contado esa historia. Al calor de los mezcales fuimos confesando todos nuestros fracasos, estuvimos hablando durante tres horas y la conclusión fue que había sido la mejor platica de negocios en mucho tiempo”, explica Gasca sobre como todo comenzó como un hobby en septiembre de 2012. 

Esa conversación fue sincera, útil y liberadora para los cinco, por lo que decidieron repetir la experiencia con más amigos para que ellos también pudieran vivirlo. Convocaron a este encuentro dos semanas después y así nacieron las Fuck Up Nights.

“Casi nunca se habla de los fracasos y la realidad es que la mayoría de los negocios no funcionan”.


En esa primera experiencia escucharon comentarios como “nunca había podido hablar de eso en público” y “me siento muy aliviado por no seguir escondiendo esta mala experiencia que tuve en mis negocios”. De ahí que decidieran que valía la pena seguirlo haciendo una vez al mes. La asistencia fue creciendo y tuvieron que mudarse al Museo del Juguete Antiguo hasta que tampoco cupieron. Ahora se reúnen en Centraal en la Condesa.

“Casi nunca se habla de los fracasos y la realidad es que la mayoría de los negocios no funcionan”, dice sobre la formula del proyecto. “Hemos detectado que uno de los factores por lo cual la gente sigue asistiendo mes tras mes, es que las historias que se cuentan son buenas y transmiten algo”.

En la opinión de Leticia, el proyecto tiene tres beneficios para los involucrados: una oportunidad de hacer networking, una manera diferente para aprender a hacer negocios y les brinda un panorama mucho más realista sobre ser un emprendedor. Todo en un buen ambiente.

Cómo funciona

En cada edición, tres o cuatro personas cuentan su historia de fracaso a través de 10 imágenes, cada una se proyecta durante 40 segundos.

Cualquier persona que quiera puede compartir su historia, pero es necesaria una preparación previa. El equipo platica con ellos, les dan un coaching para organizar su presentación y para la gran noche, lo oradores ya están listos para hablar sobre su fracaso. 

Por las noches de Fuck Up Nights  han desfilado emprendedores en áreas de tecnología, sociales, sustentabilidad, entre otras. En la edición pasada, se presentó Guadalupe Loaeza contando su experiencia en la política cuando se lanzó para ser delegada y perdió.

Las reacciones que los oradores pueden despertar en el público son sorprendentes, en algunos casos, llegan a las lágrima por la empatía que  se genera.

Por las noches de FuckUp Nights  han desfilado emprendedores en áreas de tecnología, sociales, sustentabilidad, entre otras. 


Después de un par de meses comenzaron a llegar personas que no conocían. A partir de la cuarta edición abrieron una página en Facebook. Así como fue creciendo en número de asistentes, también se extendió a otros lugares y ya ha sucedido en 19 ciudades de cinco países (México, República Dominicana, Colombia, Estadios Unidos y España).

Su meta es estar en 100 ciudades del mundo, por lo que buscan aliados locales que entiendan su idea y que coincidan con ellos en la importancia de darle un panorama realista a la actividad emprendedora.

 El evento es gratuito para el público y se realiza el segundo jueves de cada mes.

La próxima cita es el 13 de marzo a las 20:30 horas.

Para más información o si estás interesado a llevar estas noches de deshago a tu ciudad, consulta su página oficial.