GYM todo el año ¡sí se puede!

Descubre la manera de lograr que las ganas de ir al gimnasio no sólo te duren los primeros meses, sino el año entero.
El compromiso de la salud es a largo plazo, ten paciencia y varas que se mantienen.
El compromiso de la salud es a largo plazo, ten paciencia y varas que se mantienen. (Foto: Shutterstock)

¿Sabías que seis de cada 10 personas que se inscriben en un gimnasio en enero desertan a los tres meses? (datos de Merca 2.0). En enero, uno de los principales propósitos de año nuevo es ponerse en forma, razón por la cual los gimnasios están a reventar a principio de año y vacíos al final del mismo. ¿Qué es lo que les falta a estas personas para que continúen con este sano hábito? ¿Será falta de fuerza de voluntad? ¿Aburrimiento? ¿Cansancio? consultamos a Fernanda Alvarado, nutrióloga y experta en fitness, para ayudarte a mantener tu motivación de ir al gym.

¡No te engolosines!

Un grave error que cometen muchas personas al iniciar un entrenamiento en el gym es iniciar con tanta fuerza que se acaban sobre entrenando. Esto provoca cansancio, dolor muscular y a veces hasta lesiones. Si nunca han corrido, no quieran correr 10 kms el primer día. Lo mejor es iniciar poco a poco y a un paso moderado, e ir aumentando la intensidad y tiempo.

Visita a la hora en la que vayas a asistir

Generalmente la gente va a visitar gimnasio los fines de semana o en horarios laborables cuando no hay nadie y todo se ve muy tranquilo. Si quieres una visión más realista visítalo a la hora en el que pienses ir todos los días. Así te podrás dar cuenta de si a esa hora hay aparatos disponibles, si hay lugar para estacionar el coche, si hay regaderas disponibles para bañarte, etc. Con la enorme competencia en gimnasios muchos te ofrecen días de prueba en los que podrás ir a ejercitarte antes de inscribirte, ¡solicita tu día de prueba!

Tu mejor guía: el entrenador

Al entrar al gym busca a los entrenadores para que te realicen una rutina personalizada. Antes de hacerlo te realizarán un estudio médico y de condición física para descubrir cuál es el entrenamiento ideal para ti. Sigue la rutina lo más fielmente que puedas para ver resultados rápidamente. Solo ten precaución si alguno de estos entrenadores te recomiendan alguna dieta, complemento alimenticio o pastilla ya que no tienen la preparación para hacerlo. Mejor busca a un nutriólogo certificado para que te ayude con tu alimentación.

Objetivos claros

El ponerte metas específicas te ayudará a tener un objetivo real alcanzable y tener una motivación por la cual ir al gimnasio. Ya sea que tu deseo sea bajar cierto número de kilos, aumentar masa muscular, bajar de peso, recorrer mayor distancia, tener mejor condición física, disminuir tiempos, etc., lo ideal es anotar periódicamente tus avances.

Gym buddy

Según una encuesta de MyFitnessPal, 65% de los usuarios prefiere hacer ejercicio en compañía de amigos que solos, ya que los consideran más divertido. Así que invita a un amigo o a tu pareja a que te acompañe al gimnasio. Los gimnasios ofrecen promociones especiales si te inscribes con alguien más así que pregunta antes de inscribirte.

Si puedes, paga un entrenador personal

Si tienes el presupuesto, es recomendable pagar un entrenador personal porque así será más individualizado tu entrenamiento. Ellos sabrán cómo mantener tu motivación y lograr resultados con mayor rapidez.

La tecnología de tu lado

Hay muchas aplicaciones que registran tu actividad física como el Nike+, Bootcamp, Adidas Train & Run, Total Fitness, Gym Trainer, My Asics, Cardio, Run keeper, My Fitness Pal, etc. Estas te ayudarán a registrar tus avances en el gym y te darán rutinas, consejos de alimentación y cantidad de calorías quemadas. Estas apps se pueden compartir en las redes sociales, haciendo de tus resultados algo que puedes compartir con tus amigos.

P-a-c-i-e-n-c-i-a

Una de las razones de la deserción de los gimnasios es la falta de resultados. Hay quienes esperan ver resultados demasiados rápidos cuando los expertos aseguran que debes de esperar un mínimo de seis semanas para ver un verdadero cambio corporal. Así que sé constante y toma un día de descanso a la semana para reparar tus músculos y pronto verás resultados.

Saca tu ropa una noche antes

Prepara tu visita al gimnasio desde al día anterior, así serán mayores las posibilidades de que vayas. Haz tu maleta con todo lo que vas a necesitar y ponla en un lugar en donde la veas al levantarte.