¿Comprar o rentar casa? Descubre para qué estás listo

El alquiler no siempre es dinero tirado a la basura.
¿Rentar o comprar casa?
¿Rentar o comprar casa? (Shutterstock)

México

Dicen que rentar es tirar dinero a la basura pero esto no siempre es cierto. Para comprar una casa, necesitas disponer de una cuarta parte de tus ingresos para pagar una hipoteca y tu empleo o fuente de ingresos debe tener cierto nivel de estabilidad y seguridad.  Aquí algunas recomendaciones para considerar antes de comprar una propiedad:

1. Tienes ahorros. Puedes dar un enganche de 20% o más así como cubrir gastos de escrituración, apertura de crédito y avalúo sin acabar con todos tus ahorros. Algunos bancos como HSBC otorgan una tasa de interés más baja (8.45% anual) si el financiamiento es de 70% o menos del valor de la propiedad, así es que te conviene dar un enganche más alto.

2. Cuentas con liquidez. Las mensualidades de tu hipoteca y de otras deudas de tarjetas de crédito, compras de meses sin intereses o préstamo automotriz no deben superar 35% de tus ingresos.

3. Conoces bien tus ingresos y gastos. El Infonavit recomienda calcular el promedio de tus ingresos durante 12 meses. Si tus ingresos son variables, toma como referencia los peores meses pues tendrás que pagar la misma mensualidad hipotecaria incluso en meses malos y sólo considera ingresos ordinarios por nómina sin tomar en cuenta bonos, reparto de utilidades y otros ingresos que pueden ser variables. Para calcular tus ingresos disponibles, usa la calculadora en línea de Infonavit.

4. Considera todos los gastos: Además de las mensualidades de la hipoteca, debes considerar gastos como las cuotas de mantenimiento de un condominio y pagos para remodelaciones o arreglos menores. El Infonavit recomienda calcular que cada año dedicarás aproximadamente el 1% del valor de la casa en el pago del impuesto predial y los costos de mantenimiento. Ese monto, lo debes dividir entre 12 meses para saber si dispones de ingresos suficientes para estos rubros.

5. Las condiciones de crédito son buenas. Además de fijarte en la tasa de interés real o Costo Anual Total (CAT) del crédito, debes comparar también el monto de la comisión por apertura y si existen comisiones por pagos anticipados. Además, existen financiamientos de tres tipos: en pesos, en Veces Salario Mínimo (VSM) y Unidades de Inversión (UDIs). La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) recomienda que el financiamiento sea en Pesos pues así sabrás la cantidad exacta de la deuda y no habrá variaciones. Para comparar créditos hipotecarios entre bancos, revisa el Simulador de Crédito Hipotecario de Condusef.

6. Vivirás en ese lugar al menos cinco años. Si en el corto plazo, tienes ganas de viajar, cursar un posgrado, abrir un negocio, o hay problemas con tu pareja, es mejor evitar la compra de una casa.

7. Es una buena inversión. La compra de una propiedad suele ser tu mayor patrimonio que a través de los años irá ganando valor.

8. Si los precios de la vivienda están subiendo en la zona donde quieres adquirir la vivienda, tiene sentido comprar una propiedad, de acuerdo con el sitio BankRate. Pero si los precios de las propiedades se mantienen estables en esa zona, es mejor rentar.  

¿Estás listo para rentar casa?

foto v