Felipe Varela, el diseñador favorito de la reina Letizia

El diseñador español vive en París, muy pocas veces se deja ver en público y no concede entrevistas. Sus prendas se volvieron más conocidas cuando Letizia comenzó a usarlas en actos oficiales.

Ciudad de México

Felipe Varela es el diseñador español de cabecera de la reina Letizia por sus diseños elegantes y a la vez sobrios.

Son varios los actos oficiales donde la nueva monarca de España eligió usar los vestidos de este diseñador y durante la proclamación de Felipe VI como rey no fue la excepción.

Letizia usó un vestido blanco corto en crêpe de seda de Felipe Varela que la hizo ver elegante; combinó el outfit con un abrigo de verano con el cuello bordado en cristales como rubí y amatista.


Poco se sabe de vida de Felipe Varela, quien nació en Madrid en 1968. Comenzó su carrera en la moda estudiando Diseño y Patronaje en Esmod College de París, después siguió con un curso textil y de Alta Costura en el Institut Français de la Mode.

En París colaboró con grandes marcas como Kenzo, Dior, Lanvin, Tarlazzi y Torrente. En 1994 regresó a Madrid y creó su propia marca; en 1996 comenzó a mostrar sus diseños en la Pasarela Cibeles hasta el 2002.

A pesar de no ser uno de los diseñadores más famosos, desde que se casó con Felipe VI la entonces princesa Letizia eligió las prendas de Varela cuando tenía que vestir de gala en actos oficiales y desde entonces la ropa del modisto comenzó a tener mayor exposición.

Lo más representativo del diseñador son sus vestidos para un look de día: elegantes, sobrios, con mangas largas y hasta la rodilla. Jugando con las transparencias y lentejuelas en sus vestidos, y con la silueta femenina en sus faldas, pantalones y blusas.

Actualmente, Varela vive en París, muy pocas veces se deja ver en público y no concede entrevistas.

La semana previa a la proclamación de Felipe VI, Letizia vistió de Varela. También se le vieron prendas de este diseñador cuando el presidente de México, Enrique Peña Nieto, realizó una visita a España.

Para la ocasión, Letizia usó un vestido en blanco roto y una chaqueta de Varela en organza; en la cena en el Palacio Real apareció con un vestido negro de seda y encaje que llevó hace un año, en la celebración previa a la coronación de Guillermo Alejandro y Máxima de Holanda.


La nueva reina no duda en usar los mismos vestidos y conjuntos, sobre todo en estos últimos años de austeridad frente a la crisis económica en España.

El domingo pasado, con motivo del desfile militar en el Día de las Fuerzas Armadas, vistió un conjunto del diseñador que ya se había puesto también antes.