Reyes de España quieren unas vacaciones agradables

Los nuevos reyes de España permanecerán unos días en las Islas Baleares, donde se encuentran también la reina Sofía y la infanta Elena con sus hijos Felipe Juan Froilán y Victoria Federica.

Palma de Mallorca

Felipe VI comenzó hoy sus primeras vacaciones como rey en Palma de Mallorca, en las mediterráneas Islas Baleares (España), acompañado de su esposa, la reina Letizia, y sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía.

Desde niño, el rey de España ha pasado sus vacaciones de verano en el palacio de Marivent en la capital balear, pero este año es la primera vez que lo hace como monarca tras la abdicación del su padre, Juan Carlos I, el pasado mes de junio.

En esta ocasión, Felipe VI declaró a los periodistas que espera pasar otra vez unos días "agradables" en una isla que "es un trozo de cielo en la Tierra".

Los nuevos reyes de España recuperaron hoy la tradición de las sesiones fotográficas de la familia real en Marivent, interrumpida después de 2007, al posar para una nutrida representación de medios junto a sus dos hijas ante la escalera de entrada al palacio, con el fin de escenificar así su compromiso con Mallorca y el archipiélago Balear.

Tras posar para las cámaras, los reyes y sus hijas se acercaron a los cerca de setenta periodistas que habían acudido al palacio de Marivent, para darles la mano uno a uno y agradecerles su presencia.

Los cuatro miembros de la familia real se mostraron en todo momento muy sonrientes, con gestos de cariño de los padres hacia sus hijas, y, en un momento determinado, el rey preguntó a la prensa hacía dónde querían que se movieran para aprovechar mejor la escasa luz natural.


"No hemos tenido mucha suerte con este día", se disculpó mientras elegían una nueva posición y, poco después, explicó que no saben aún hasta qué día permanecerán en Mallorca y, ante la pregunta de una periodista, descartó inscribir a sus hijas en un curso de vela en la escuela donde practican esta disciplina los seis primos de las niñas, porque sería "difícil a mitad de semana".

Los reyes y sus hijas llegaron el lunes a Mallorca y el próximo jueves ofrecerán la habitual cena anual en el Palacio de la Almudaina con las autoridades del archipiélago en una recepción a la que fueron invitados más de dos centenares de representantes de todos los ámbitos de la sociedad balear, tanto del mundo político e institucional como del económico, académico y cultural.

No se descarta que los nuevos reyes de España permanezcan unos días de la semana próxima en la isla, donde se encuentran hoy también la reina Sofía y la infanta Elena con sus hijos Felipe Juan Froilán y Victoria Federica.

La otra hermana del rey, la infanta Cristina, no viajó este año a Palma de Mallorca, si bien, como en años anteriores, sus cuatro hijos siguieron un curso en la Escuela de Vela de Calanova, cercana a la capital, al que los seis fueron acompañados el pasado 28 de julio por la reina Sofía.

En cuanto a Juan Carlos I, hoy inaugura su nueva actividad institucional tras su abdicación con un viaje oficial a Colombia para representar a España el próximo jueves en la investidura del presidente Juan Manuel Santos.