La Federación Española de Caza defiende a los príncipes

El príncipe Guillermo y su hermano Enrique "cazaron de manera absolutamente legal" dijo el presidente de la Real Federación Española de Caza, Andrés Gutiérrez Lara.
Príncipes Enrique y Guillermo
Príncipes Enrique y Guillermo (Efe)

Madrid

El presidente de la Real Federación Española de Caza, Andrés Gutiérrez Lara, explicó que el príncipe Guillermo, segundo en la línea de sucesión al trono británico, y su hermano Enrique "cazaron de manera absolutamente legal" en un coto autorizado cercano a La Conquista (Córdoba).

"Los príncipes cazaron de una manera absolutamente legal, en un coto de caza con todas las autorizaciones pertinentes y sobre especies como son el jabalí y el ciervo, que están dentro del plan técnico de caza aprobado por la administración pertinente", dijo Gutiérrez Lara en el programa de radio Salimos de Caza. "Jamás especies en peligro de extinción", apuntó.

La prensa inglesa criticó esta práctica por producirse un día antes de que el duque de Cambridge, considerado un defensor de los animales, instara a través de un vídeo a aunar fuerzas para combatir la caza y comercio ilegal de especies protegidas, como rinocerontes, elefantes o tigres.

Así, el Daily Express calificó la cacería de "absolutamente escandalosa" mientras que el Daily Mail denunció el "desafortunado" viaje de los príncipes a Córdoba, por encontrarse próximo a "la participación de Guillermo en la conferencia organizada por el gobierno británico sobre el comercio ilegal de vida silvestre".

"Cazar no es incompatible con combatir el furtivismo y el comercio ilegal de animales en peligro de extinción. Todo lo contrario", indicó Gutiérrez Lara.

"Esta Real Federación en nombre de todos los cazadores federados y de todos los cazadores españoles, en general, siempre se ha manifestado radicalmente en contra del furtivismo", agregó.

La RFEC recordó que la institución se presentó como "acusación en muchos casos de furtivismo en España y ha expulsado de sus filas a todos aquellos condenados en sentencia firme por esta causa" y mostró su "más absoluto apoyo a la Casa Real Inglesa en todas sus actividades cinegéticas y en todas las campañas de defensa de los animales en los que sean protagonistas".