Google dice que las faldas de tul están de moda

El nuevo reporte de tendencias de moda de Google está dirigido a la industria y a las personas comunes que quieren mantenerse al día 
La falda de Carrie Bradshaw está de vuelta
La falda de Carrie Bradshaw está de vuelta (Shutterstock)

Los "trendhunters" son personas con onda que pasean por las capitales del mundo identificando tendencias callejeras. Su labor es tan importante, que las casas de moda y compañías de estilo de vida más exclusivas del mundo, están dispuestas a pagar lo que sea por conocer sus hallazgos.

Imagina el negocio que implica hacer lo mismo, pero con datos que muestren el comportamiento de esas mismas personas en línea. Los que imponen tendencia en la calle pasean por la red ¿cierto? Pues ahí está el dinero si Google está en lo correcto.

La compañía presentó su primer reporte de tendencias de moda para 2015, en la cual las faldas de tul fueron protagonistas. La pomposa prenda ganó un 34% de popularidad en enero de este año comparado con el mismo mes de 2014. Y el interés no solamente está en la compra, sino en su fabricación. Las fashionistas  pueden aprender a hacer la suya con los más de 20 mil tutoriales disponibles en YouTube.

El reporte también distingue entre tendencias con “crecimiento sostenido” como sucede con los jogger pants, cuyos estampados más buscados están en esta gráfica, liderada por los emoji:


Y aquellas con crecimiento estacional, es decir, que regresan cada temporada por el clima. Los jumpsuits blancos son buen ejemplo de ello.

El reporte ya empieza a rendir frutos. La directora del equipo de moda y lujo de Google, Lisa Green, declaró al New York Times que su equipo ya colabora con distintos fabricantes como Calvin Klein y otras compañías dedicadas al “fast fashion”.

Google lanzará dos reportes de tendencias al año de ahora en adelante. Compartirá sus resultados con clientes dedicados al negocio y con seguidores de la moda. La compañía prometió que no usará sus hallazgos con los datos que tiene de sus usuarios para crear publicidad personalizada.

¿Le crees?