Estudia el Papa descentralizar juicios contra curas pederastas

Francisco ha consultado a varios cardenales sobre la posibilidad de transferir la competencia de los tribunales vaticanos a organismos nacionales, afirman.
Joge Bergoglio hizo la consulta cuando anunció la canonización de Juan Pablo II y Juan XXIII.
.
Joge Bergoglio hizo la consulta cuando anunció la canonización de Juan Pablo II y Juan XXIII. . (EFE)

Ciudad del VaticanoMéxico

El papa Francisco estudia descentralizar los juicios eclesiásticos contra sacerdotes acusados de pederastia, transfiriendo las competencias en esta materia de los tribunales vaticanos a organismos regionales o nacionales.

Según confirmaron a Notimex fuentes eclesiásticas, Francisco ha consultado formalmente a varios cardenales sobre la posibilidad de transferir la competencia de juzgar casos de pederastia desde los tribunales del Vaticano a otros organismos.

El objetivo sería dotar a estos nuevos órganos jurídicos de la especialización y las competencias necesarias para procesar con mayor rapidez las denuncias por abuso sexual contra los clérigos.

La consulta tuvo lugar durante el consistorio convocado el pasado lunes por Jorge Mario Bergoglio para anunciar, entre otras cosas, la fecha de canonización de los Papas Juan XXIII y Juan Pablo II.

En la actualidad, todos los casos de abuso son juzgados por la Congregación para la Doctrina de la Fe.

En 2001 y a instancias del entonces prefecto, el cardenal Joseph Ratzinger, Juan Pablo II concedió a esa oficina la autoridad para juzgar todos los casos de pederastia.

Desde esa fecha, más de 4 mil casos han sido procesados con la normativa vigente, que se reforzó en 2010 gracias a una nueva ley aprobada por el papa Benedicto XVI.

En esos procesos, más de 80 por ciento de los imputados fueron sentenciados.

Muchos de ellos perdieron su condición de sacerdotes u obispos, mientras que otros recibieron sanciones de diversos tipos.

Al inicio del actual pontificado, el papa Francisco recomendó a la Congregación para la Doctrina de la Fe “seguir con la línea querida por Benedicto XVI, que actúe con decisión en relación con los casos de abusos sexuales”.

El 6 de abril pasado, el Vaticano estableció que para el pontífice es prioridad promover “medidas de protección de los menores, la ayuda a cuantos en el pasado hayan sufrido violencias y los procedimientos necesarios hacia los culpables”.

Rechaza purismo

Francisco dijo que la Iglesia, que es santa, no rechaza a los pecadores, entre los que hay hombres y mujeres, así como también cardenales y pontífices.

“Cristo amó a la Iglesia y dio su vida por ella, para hacerla santa”, explicó Francisco ante los miles de fieles que acudieron a la audiencia de los miércoles.

Se refirió a los interrogantes que surgen cuando se piensa en las “dificultades, problemas y momentos oscuros” que ha atravesado la Iglesia.

El pontífice argentino rechazó la postura de aquellos que a lo largo de la historia afirmaron que “la Iglesia es solo la Iglesia de los puros, de aquellos que son totalmente coherentes, y que el resto debe ser alejado”.

Invitó a los presentes a dejarse “contagiar por la santidad de Dios”, recordando que ésta no consiste en hacer “cosas extraordinarias” sino en dejar actuar a Dios y ayudar a los otros.

Localizan a abusador

La policía de Polonia informó haber localizado y dejado en libertad condicional al sacerdote polaco Wojciech Gil, de 36 años, acusado por el abuso de menores de edad en República Dominicana y buscado por la Interpol.

“Verificamos las informaciones procedentes de diversas fuentes y el martes por la noche localizamos el lugar de residencia del sacerdote. Se comprometió por escrito a informarnos de cada uno de sus movimientos”, indicó Katarzyna Cislo, una portavoz de la policía de Cracovia, citada por la agencia PAP.

La policía informó de ello a la fiscalía polaca que, independientemente de la justicia dominicana, está investigando este caso.

Miembro de la congregación de San Miguel Arcángel, los superiores del padre Gil, lo suspendieron del sacerdocio y se le pidió que regresara a República Dominicana para “cooperar con la justicia” local. Pero el cura desobedeció y permaneció en el pueblo de sus padres.

La Iglesia de Polonia se enfrenta a un escándalo de pederastia que implica al sacerdote Gil y al arzobispo polaco Jozef Wesolowski, nuncio apostólico en República Dominicana, sospechoso también de delitos contra menores.

El papa Francisco destituyó de sus funciones de nuncio a Wesolowski, de 65 años, el pasado 21 de agosto y lo convocó al Vaticano.

Según la prensa, Wesolowski habría mantenido relaciones sexuales a cambio de dinero con menores en la Zona Colonial, el centro histórico de Santo Domingo.

Fustiga Arizmendi a seudocreyentes

El obispo mexicano de San Cristóbal de las Casas, Felipe Arizmendi, criticó a los católicos que realizan gastos excesivos en las fiestas patronales y que casi no participan en la misa, “no se confiesan ni reciben la comunión eucarística, no se preocupan por leer la Biblia ni por instruirse en su fe, no se arrepienten de sus pecados”.

A esos fieles, señaló, se les ha sugerido que “en vez de tanto gasto” destinen una parte a obras sociales de la parroquia o ayuden a pagar la fianza de un preso pobre para que salga libre, “pero se enojan y me dicen que no comprendo sus costumbres y las quiero cambiar. Pero eso sí, presumen de ser muy creyentes”.

Agregó que otros entran en los templos y hacen oraciones a las imágenes con mucho fervor, les encienden velas, les ponen flores, les hacen promesas, a cambio de pedir algún milagro o favor, pero no se acercan a orar a Jesús.

De igual manera, dijo, “tienen muchas imágenes religiosas en sus hogares, pero no sienten la necesidad de ir los domingos a misa, sino que la ven como una carga, una obligación o una mera devoción para cuando tengan tiempo o cuando les nazca el deseo de ir. No han comprendido el tesoro de vida que allí tenemos. Cuando les hablamos de los pobres, nos rechazan porque dicen que nos estamos metiendo en política”.