Estrenan en España primer laboratorio robótico de Europa

Inaugurado por la multinacional tecnológica GMV, este espacio permitirá realizar pruebas en tierra de y operaciones espaciales antes de su lanzamiento.
Archivo Milenio
(Archivo)

Madrid

La empresa multinacional tecnológica española GMV inauguró hoy el primer laboratorio robotizado europeo, que permitirá la realización de pruebas en tierra de sistemas y operaciones espaciales antes de su lanzamiento.

Este laboratorio emplea las más recientes tecnologías en áreas de robótica móvil, siendo único en Europa en cuanto a su uso y diseño y con una inversión cercana al millón de euros (un millón 357 mil dólares).

En el marco de la inauguración, el presidente de la comunidad de Madrid, Ignacio González, afirmó que gracias a este tipo de inversiones, Madrid es la región que más destina presupuesto a la inversión y desarrollo, siendo el 2.0 por ciento del PIB, muy por encima de la media nacional.

Por su parte, la presidenta de GMV, Mónica Martínez Walter, destacó que el sector espacial sigue siendo esencial para crear nuevas ideas que lleven a nuevas tecnologías, a nuevos productos y nuevos empleos, aptos para atraer, mantener y desarrollar el talento.

Platform-art (Advanced Robotic Testbed for Orbital and Planetary Systems and Operations Testing) es un entorno de pruebas que incluye simulación de la dinámica real de las misiones espaciales.

Esto, mediante el uso de brazos robóticos de alta precisión, uso de maquetas físicas representativas de los vehículos espaciales, así como de sus diversos sistemas, lo que permite diferentes escenarios con alto grado de realismo.

Entre estos escenarios figuran el vuelo en formación (para telescopios o instrumentos de observación del sol), la aproximación y atraque, captura entre vehículos espaciales y los escenarios de vuelo orbital sobre la luna y posterior descenso.

En la actualidad, Platform-arts está siendo utilizado en diversos proyectos de la agencia europea del espacio, entre las que destacan el proyecto VisOne, en el que la multinacional prueba y verifica el sistema ANTARES que permite la ubicación de vehículos, basado en la estimación y reconocimiento de cráteres en la superficie lunar.