Discreto y elegante: el estilo de Letizia en la coronación

Consultamos a Gisela Méndez, experta en imagen, sobre el outfit de la nueva reina, quien optó por marcas españolas para este gran día. 

Ciudad de México

Felipe VI y Doña Letizia fueron coronados como reyes de España en una ceremonia celebrada en el Congreso de los Diputados. Muchas de las miradas se centraron ella y en el vestido que eligió para inmortalizar este día que quedará para la historia.

La hoy reina de España optó por un vestido blanco y abrigo con detalles rubí, amatista y ámbar, firmados por Felipe Varela, su diseñador de cabecera y quien los realizó especialmente para esta ocasión. La cartera color tierra es del mismo diseñador que coordinó con unos zapatos del mismo tono de la marca Magrit, también española.



Hablamos con Gisela Méndez, consultora de imagen y autora del libro La mejor versión de ti, para que nos dijera si la elección fue acertada.

“Se trata de un discreto, sobrio y muy elegante vestido blanco, con un ligero tinte rosado y chaqueta con inspiración tipo imperio, con detalle doble al pecho y pedrería brillante al cuello, con zapatillas clásicas tono nude (piel) que hacen juego a una bolsa tipo clutch (sobre) en el mismo tono”, dice.

De acuerdo con la experta, es el perfecto uso de la sobriedad y elegancia al portar un vestido con chaqueta. La discreción del diseño en ambas prendas hicieron que luciera como un vestido de gala, cuando en realidad es un vestido básico con saco largo.

Como “perfecto traje de gala matutino”, calificó Gisela a la combinación de Doña Letizia. “Ella muestra una madura, contemporánea y muy acertada combinación en los detalles de la chaqueta, al mismo tiempo con el vestido y zapatilla. Ninguna prenda compite entre si; por el contrario, hacen un perfecto juego en su delgada figura”, agrega.

La reina no necesitó de un traje largo ni grandes joyas para darle formalidad al evento, y de esta manera dejarle todo el protagonismo a Felipe VI.

En el evento estuvieron las dos hijas de los nuevos reyes: Leonor (ya princesa de Asturias) y la infanta Sofía, vestidas por una marca asturiana.

Los atuendos eran iguales, sólo que uno en color rosa y el otro en azul pastel: manga francesa, tejido brocado y unas cintas en la cintura en la misma gama de color.



“Las pequeñas lucen impecables, desde su comportamiento, su atuendo y el peinado. Resaltan por su estilo”, menciona Gisela. Explica que crearon un estilo infantil correcto y lograron dar un cátedra de elegancia y buen gusto.

“Es una escena llena de detalles y muy bien pensada. Es una gran postal de la nueva Familia Real”, concluye la experta.