Sé un Godínez en forma

Vencer la rutina en la oficina no es difícil, en menos de10 minutos podemos despertar y llenarnos de vitalidadpara continuar con el trabajo.
Escucha música, ve vídeos, ¡haz ejercicio! Todo lo que sea necesario para que no tengas problemas de salud
Escucha música, ve vídeos, ¡haz ejercicio! Todo lo que sea necesario para que no tengas problemas de salud

¿Sabías que pasar prolongadas horas sentados afecta la salud? El sedentarismo se asocia con enfermedades como la obesidad, la diabetes, enfermedades cardiovasculares, cáncer y la lista continúa. Escapadas de 10 minutos cada dos horas pueden ayudar no solo a recuperar la energía que roba el monitor, sino también a despertar y ayudar a nuestro cuerpo a reactivarse.

Aquí te damos diez tips que te ayudarán a hacer de cada lunes un viernes por la tarde.

1. Camina, Godínez, camina

Sabemos que ese informe es de suma importancia y que de no entregarlo en tiempo y forma el Licenciado te dará tremenda regañiza pero levántate de tu asiento y camina al baño, a la puerta o simplemente ve a saludar a un colega. Esto ayudará a mantener en orden la circulación sanguínea y evitarás un infarto.

2. Come una manzana

No, no queremos hechizarte como la bruja a Blancanieves, pero está comprobado que comer una manzana en la mañana te mantendrá despierto, además de ayudarte a no envejecer tan rápido gracias a los antioxidantes que tiene en su composición (y si es roja, mucho mejor).

3. Subir y bajar escaleras

¡Vence a la flojera! Seguramente te ahorras un montón de tiempo usando el elevador, pero subir y bajas las escaleras puede ayudar a perder entre 5 y 9 calorías por minuto. Al principio será pesado, sentirás que te pones rojo del cansancio, pero con la práctica se te hará más fácil e igual y después lo intentas corriendo (¡eso aumenta la pérdida de calorías!).

4. ¡Música!

Si en tu oficina el internet no está tan restringido y puedes ingresar a páginas para escuchar radio por internet o inclusive instalar programas como Spotify o iTunes, no lo dudes ¡hazlo! Las horas frente a tu monitor se harán más llevaderas con la música que elijas e inclusive puedes armar el playlist de tu preferencia. Seguramente el lunes será más rápido con un poco de buena música.

Si necesitas inspiración puedes escuchar estas playlist:

Spotify: Impulso creativo, Feeling good, Creativity boots.

Google play: Playlist jazz, Just relax, Relax take it easy

Si lo que requieres es energizarte escucha:

Spotify: Música para ponerse de buenas, Wake up happy, Hangover medicine.

Google Play: Best song ever, Running music, Top 100.

5. Eres lo que comes

Aléjate de la máquina expendedora de donas, papitas y demás golosinas que no te aportan ningún beneficio. Mejor opta por llevar a tu trabajo una bolsa o tupper con almendras, nueces, pasas, arándanos o frituras hechas con vegetales. Estos productos te darán un mayor aporte de energía,  te nutrirán y no te sentirás el clásico bajón de energía después de haber ingerido una gran cantidad de azúcar. Recuerda que eres lo que comes.  

6. Ejercítate

Aunque suene descabellado y te gane la pena, ejercitarse en la oficina es posible. Puedes hacer movimientos simples como mover el cuello de arriba y abajo o moverlo en círculos. Ahora, si quieres algo más “intenso” puedes practicar yoga de oficina ¿No sabes en qué es? Consiste en realizar ejercicios sencillos en tu lugar de trabajo, y lo mejor es que no necesitas mucho tiempo para hacerlos.

Te recomendamos dos posiciones:

  • Flexiones. Sentado en tu silla con los pies en el piso y abiertos a la altura de la cadera, inhala alargando el torso, exhala flexionando, hasta que lo lleves hacia los muslos. Repite esto cinco veces.
  • Elevaciones. Parado a lado de tu escritorio o recargado en la pared, eleva los brazos durante la inhalación, al mismo tiempo eleva los talones. Exhala, mientras bajas los talones y brazos. Repite cinco veces.

7. Hola, señor Sol

Ese color pálido oficina no te sienta bien, toma un poco de vitamina D que, además de ponerte unas lindas chapitas en el rostro, ayudará a evitar enfermedades como el raquitismo. Aunque tampoco abuses de los rayos del sol porque pasar más de 15 minutos puede provocar cáncer de piel.

8.  ¡5 minutos de ocio!

Tómate 5 minutos para ver un video divertido en YouTube, por ejemplo los gatitos espantándose con su reflejo o perros haciendo cosas graciosas. Reír te hace bien porque logra quitarte el estrés, piensas mejor las cosas y eres mucho más productivo. Además reír facilita la digestión y eliminas toxinas.

9.  Au revoir, mal del puerco

La máxima para evitar el llamado “mal del puerco” es no consumir alimentos altos en carbohidratos o grasas, pero si de plano no puedes dejar los tacos de la esquina, lo más recomendable es beber mucha agua, comer lento y disfrutar cada alimento, no pases más de 5 horas sin nada en la panza y, sobre todo, ¡no te atasques de comida!

10. Agua fría

Si estás a punto de sentir que te duermes encima de tu teclado, mejor corre por un vaso con agua fría, te mantendrá despierto, alerta e impactará en tu organismo haciéndote perder 25 calorías por cada vaso. ¿Magia? Casi.

Descansos ¿activos?

¿Sabías que cuando pasas más de tres horas sentado o parado tu cuerpo comienza a padecer una infinidad de enfermedades? Desde mala circulación y várices, hasta diabetes tipo 2 o cáncer. ¡Sí, como lo lees! La buena noticia es que con estos unos movimientos simples puedes evitar dichos padecimientos. Lo mejor de todo es que los puedes hacer en tu oficina, ya sea que trabajes sentado o parado, y sin que tu jefe se dé cuenta de que estás haciendo una pausa laboral. Así que ¡evita que te salgan raíces y ponte en marcha!

A qué hora y cómo

Este tipo de pausas se puede realizar en horarios específicos, a lo largo de tu jornada laboral. Además de ayudara liberar el estrés articular y muscular, estos ejercicios estimulan la circulación y te ayudan a mejorar el desempeño laboral, así como motivar las relaciones interpersonales.

11:00 horas
Llevas al menos dos horas frente a la computadora, así que tómate 5 minutos.

Ojos: Con estos ejercicios fortalecerás los músculos de tus ojos. Mantén tu cabeza recta y quita la vista de la pantalla, parpadea 10 veces hasta que comiences a segregar lágrimas y tus párpados se humedezcan. Sin presionar, cubre tus ojos con la manos y muévelos hacia la derecha, mantén esta posición durante 6 segundos y vuelve al centro. Ahora hazlo del lado izquierdo y repite tres veces de cada lado. Tus movimientos deben ser suaves y lentos. Haz lo mismo dirigiendo tu mirada hacia arriba y hacia abajo.

Manos: Flexiona los codos dejando las palmas de las manos hacia abajo, haz un puño con tus manos y realiza círculos con las muñecas lentamente. Hazlo cinco veces hacia afuera y cinco hacia adentro. Luego, empuña tus manos de manera fuerte y ábrelas estirando y separando los dedos con una leve tensión. Sostén cada movimiento por 5 segundos.

Codos: Flexiónalos y lleva las manos a la altura del pecho con los dedos apuntando hacia arriba, gira los antebrazos suavemente llevando los dedos hacia abajo manteniendolas palmas unidas. Mantén esta posición y repite el estiramiento con la otra mano. Repite cinco veces.

14:00 horas

A punto de salir a comer y casi cinco horas sentado.

Espalda: Libera la tensión de la zona. Sentado, recargado en la silla coloca tus manos entrelazadas atrás de la nuca. Inspira aire por la nariz, llevándolo al abdomen, y aguanta 5 segundos. Exhala despacio por la boca, al mismo tiempo que vas cerrando los codos para que queden frente a tu cara.

Cuello: Sentado con las piernas separadas y bien apoyadas en el suelo, mantén la espalda recta y baja la cabeza lo más que puedas hasta que la barbilla toque el pecho. Mantén la posición cinco segundos y regresa, pero no inclines la cabeza hacia atrás. Repite cinco veces.

Tobillos: Sentado y bien recargado en la silla, estira la pierna al frente y haz círculos haciala derecha 10 veces y 10 veces a la izquierda. Cambia de pierna y repite el ejercicio.

17:30 horas

¡Tu jornada laboral está a punto de terminar!

Columna cervical: De pie, con los brazos relajados a los lados del cuerpo, haz círculos con los hombros, primero hacia adelante 10 veces, y luego hacia atrás otras diez veces.

Tobillos: Párate y colócate detrás de tu silla y tómate del respaldo, con las dos manos juntas. Junta también tus pies y sube lentamente hasta quedar en puntillas. Manténla posición 10 segundos y baja lentamente. Repite cinco o seis veces hasta que liberes la tensión de las piernas.

Relajación: De pie, recárgate sobre un muro con los brazos a los lados del cuerpo. Inhala y lleva el aire al estómago, e inclínate hacia adelante, al mismo tiempo que exhalas el aire por la boca. Hazlo tres veces antes de salir del trabajo.