Encuentra la gabardina ideal para el otoño e invierno

Los abrigos en línea A seguirán de moda esta temporada. Una tendencia relativamente nueva para el otoño son los abrigos estilo imperio, de cintura alta.
Las gabardinas son ideales para el frío del otoño y el invierno.
Las gabardinas son ideales para el frío y la lluvia para el otoño y el invierno. (DPA)

Cuando se pregunta a un diseñador de moda qué prenda no debe faltar nunca en el armario, la respuesta es siempre la gabardina. Es considerada como un abrigo que sirve para todas las ocasiones y su trayectoria por la historia de la moda ha sido única.

Originalmente, se inventó para proteger a los soldados en las trincheras durante la Primera Guerra Mundial: la palabra "trench" significa trinchera en inglés. Una de las características esenciales de este tipo de abrigo eran desde el comienzo las hombreras, donde se podían fijar las insignias de rango militar. Este mismo detalle sigue caracterizando la gabardina hasta el día de hoy.

También tiene una esclavina, es decir, una segunda capa de tela sobre los hombros que permite que el agua se escurra más fácilmente. Otras características son las hebillas en las mangas, el cinturón y la doble botonadura.

No en último lugar fue el cine el que catapultó a la gabardina a la vida civil: quien más que nadie hizo famosa esta prenda fue Humphrey Bogart, por supuesto, en "Casablanca (1942). Audrey Hepburn la llevaba puesta en "Breakfast at Tiffany's" (1961), que fue todo un éxito mundial. De esta manera, la gabardina también se convirtió en un componente fijo de la moda femenina, si bien con la consecuencia de que el nombre "gabardina" se refiere hoy a un amplio abanico de variantes.

Una gabardina auténtica se distingue por las características arriba mencionadas, y en ellas hay que fijarse cuando se compra esta prenda.

Pero no solo eso: "Cuando se compra una gabardina en el tradicional color beige, es necesario ver si este tono también combina con el color de la propia piel", recomienda la personal shopper Maria Hans. "Y es que beige es el nombre de un color dentro del cual hay muchos matices, y no cualquier matiz le queda bien a cualquier mujer".

El beige ya no es un color obligatorio. "Actualmente, el espectro de colores ya no se limita a los clásicos tonos arena o barro, o el azul marino y el negro", dice Katharina Starlay. "Hoy también hay gabardinas de color rojo o con diferentes matices de azul".

Foto: Shutterstock

También hay mujeres para las que la clásica gabardina no tiene que ser necesariamente la primera opción. "Por ejemplo, si la mujer tiene hombros anchos y brazos cortos, no debería comprar este tipo de abrigo con hombreras y tiras en las mangas", recomienda la asesora de imagen Lydia Maier. "Esto es así porque atrae la mirada justamente hacia esas zonas. También el cinturón, indispensable en una gabardina auténtica, puede ser problemático, por ejemplo, para mujeres que tienen un tronco muy corto".

Actualmente hay tantas variantes que cada mujer puede encontrar la gabardina adecuada para los meses que marcan la transición del otoño al invierno. "Por ejemplo, para las mujeres altas son especialmente bonitos los modelos de estilo masculino", opina Maier. "Y si la mujer quiere ocultar hábilmente pequeños michelines, la mejor opción es la cazadora larga, que actualmente está de moda".

También los abrigos en línea A seguirán de moda en la próxima temporada. Una tendencia relativamente nueva para el otoño son los abrigos estilo imperio, de cintura alta. "Sin embargo, estos abrigos siempre deberían llegar hasta la rodilla", explica la asesora.

Foto: Shutterstock

También hay mujeres para las que la clásica gabardina no tiene que ser necesariamente la primera opción. "Por ejemplo, si la mujer tiene hombros anchos y brazos cortos, no debería comprar este tipo de abrigo con hombreras y tiras en las mangas", recomienda la asesora de imagen Lydia Maier. "Esto es así porque atrae la mirada justamente hacia esas zonas. También el cinturón, indispensable en una gabardina auténtica, puede ser problemático, por ejemplo, para mujeres que tienen un tronco muy corto".

Si a la mujer le gusta un abrigo un poco extravagante para el período de finales de otoño-principio de invierno, puede elegir un modelo con forma de huevo, que en inglés se llama "eggshape". Este corte efectivamente recuerda a un huevo porque es oval. Si se elige este abrigo, es importante tomar en cuenta el estilo conjunto: la forma de huevo solo queda bien si la falda o el pantalón tiene un corte estrecho. De lo contrario, las proporciones ya no son correctas.

Maria Hans recomienda para la temporada que viene capas informales y chaquetas de lana ligeras, que actualmente se ofrecen con diseños como cuadros de gran formato. Estas dos prendas no presentan problemas de estilo y se pueden combinar bien.

Foto: Shutterstock