Gigantes de internet quieren ley para proteger datos

Más de 40 grupos, entre ellos Google, Apple, Microsoft, Yahoo!, Twitter y Facebook, piden la aprobación de una ley que reduzca el campo de acción de agencias de espionaje.
Autoridades realizaron 25 operaciones diferentes para detener a los piratas informáticos.
Las empresas tecnológicas quieren proteger los datos de los usuarios. (Reuters)

Washington

Los gigantes de Internet formaron una coalición de asociaciones y activistas que demandan al Congreso estadunidense la aprobación de una ley que reduzca el campo de acción de agencias de espionaje antes de la expiración de la actual normativa el 1 de junio.

Una carta abierta firmada por más de 40 grandes grupos, entre ellos los gigantes Google, Apple, Microsoft, Yahoo! y las redes sociales Twitter y Facebook, piden una reforma de la inteligencia antes de la expiración prevista para el inicio de junio de la actual legislación que autoriza la recolección masiva de datos telefónicos e informáticos.

"Tiene que ponerse fin de forma clara y eficaz a las prácticas de recopilación masiva que permite el Acta Patriótica", una ley contra el terrorismo, indicó la carta dirigida a los principales miembros del Congreso y el gobierno.

La nueva legislación deberá "ser transparente y contener mecanismos que hagan rendir cuentas a la vez al gobierno y a las empresas que proporcionan la información", dice la carta.

Por el contrario, la Casa Blanca pidió el lunes al Congreso votar a favor de la ampliación del programa de recolección masiva de metadatos telefónicos por la Agencia Nacional de Seguridad (NSA).

"Si el artículo 215 del Acta Patriótica expira, no podremos continuar el pograma de recolectar los metadatos telefónicos", declaró Ned Price, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, un "elemento crucial para la seguridad" del país, según él.

Cuarenta y cinco días después los atentados del 11 de septiembre de 2001 el presidente estadunidense George W. Bush promulgó el Acta Patriótica, una compleja ley antiterrorista cuyas plenas consecuencias fueron descubiertas por los estadunidenses recién en 2013, tras revelaciones del ex consultor de la NSA, Edward Snowden, sobre la amplitud de esta recolección de información por parte de las agencias de inteligencia.

La ley fue retocada en los años siguientes, y hoy en día casi todos los elementos se hicieron permanentes, con la notable excepción del famoso "Artículo 215", tan valioso para la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) y que expira en junio próximo.