Las cinco razones para visitar Ecuador en 2014

El país de moda en Sudamérica es el más pequeño de los Andes. 
 Las islas Galápagos son el lugar donde surgió la teoría darwiniana de la evolución de las especies
Las islas Galápagos son el lugar donde surgió la teoría darwiniana de la evolución de las especies (Especial)

Este año, la nación andina fue reconocida como “Destino Verde del Mundo” por los World Travel Awards y el diario The New York Times lo recomienda como el mejor destino en América Latina y el séptimo a nivel mundial. Aquí te damos cinco razones para viajar a Ecuador:

1. La novia más guapa:  Muchos consideran a la capital, Quito como la ciudad más bella del cono sur por su ubicación al pie de los Andes, así como sus múltiples plazas y parques. Un taxi cobra hasta cinco dólares para llegar a cualquier parte de la ciudad y es posible comer un menú de cuatro tiempos por menos de 2.50 dólares.  

2. Es el origen de las especies: Las islas Galápagos son el lugar donde surgió la teoría darwiniana de la evolución de las especies y están declaradas Patrimonio Natural de la UNESCO. Gracias a la Fundación Charles Darwin, 97% de su territorio es reserva protegida y por ello es posible admirar iguanas marinas, tortugas, cormoranes, pingüinos, albatroces, halcones, ruiseñores, leones marinos y una infinidad de aves. Las majestuosas olas del archipiélago también la distinguen como la “mejor apuesta para el surf”.

3. Todo cabe en un jarrito: Es el país más pequeño de los Andes pero tiene de todo: biodiversidad, ciudades que son patrimonio histórico como Cuenca, arquitectura colonial, mercados indígenas y cuatro grupos étnicos: afroecuatorianos, mestizos, indígenas y blancos.

4. A toda máquina: El Tren Crucero es un ferrocarril de vapor restaurado y lujoso con el cual puedes recorrer 453 kilómetros de los Andes con vistas hacia el Pacífico partiendo de Quito y llegando a Guayaquil. Los viajeros dicen que se trata de la ruta en tren más bella del mundo.

5. Tierra de volcanes: Ecuador tiene los volcanes más altos del mundo y la laguna volcánica más bella, Quilotoa.