Donan recursos a migrantes, Cruz Roja y para ayuda al Tíbet

Marco Antonio Karam presentó un informe preliminar por transparencia y para evitar una “actitud de sospechosismo”; repartirán más de 2 mdp.
Tenzin Gyatzo viajará a Guanajuato y Zacatecas.
Tenzin Gyatzo viajará a Guanajuato y Zacatecas. (Mario Guzman/EFE)

MéxicoMalasia

Los recursos obtenidos por la venta de boletos de las conferencias que ofreció en la Ciudad de México el Dalái Lama se destinarán a los migrantes, a la Cruz Roja y a la ayuda humanitaria del Tíbet.

Marco Antonio Karam, presidente de Casa Tíbet México, al presentar un informe preliminar, indicó que éste se hace para evitar la “actitud de sospechosismo” en un afán de transparentar los recursos, práctica que, dijo, hace falta en el país.

Las cifras previas ascienden a 7 millones 440 mil pesos, de los que 4 millones 500 mil fueron los gastos de la organización de la visita; además, se resta 30 por ciento de impuestos que se debe pagar.

Los 2 millones 58 mil pesos restantes se repartirán de la siguiente forma: 686 mil pesos al fondo de ayuda humanitaria del Tíbet; los otros 686 mil pesos se dividirán en dos partes, 343 mil pesos para la labor de atención que realiza el sacerdote Alejandro Solalinde a los migrantes, y 343 mil al Fondo de Desastres de la Cruz Roja Mexicana.

En su último encuentro con sus seguidores en el Distrito Federal, el Dalái Lama invitó a los jóvenes a lograr que el siglo XXI sea de paz y de diálogo, así como evitar que se recurra a la fuerza para solucionar los conflictos.

Consideró que el siglo XX fue de guerras y violencia, en las que se calcula fallecieron 200 millones de personas, por eso se requiere que el sistema educativo enseñe valores humanos para que los jóvenes de este siglo busquen la paz y el diálogo.

Ante cerca de 20 mil personas, en su mayoría jóvenes, algunos estudiantes de universidades públicas y privadas, recordó que el vivir sin afecto crea violencia hacia los demás.

A los educadores les dejó un mensaje: “No solo enseñen ciencia, también es importante que enseñen la compasión”, sobre todo ser “honestos y francos” y comprometidos con el futuro de los niños.

Durante la exposición insistió en que quienes pertenecen al siglo XX deben enseñar sus experiencias, “porque del pasado ya no se puede hacer nada, pero el futuro aún se puede cambiar, hay una gran oportunidad de hacer cambios y quedan muchos años para lograrlo”.

El siglo XX, señaló, fue el más importante de la historia humana, ocurrieron muchas innovaciones, gran progreso científico, innovaciones tecnológicas, ha generado prosperidad en la vida humana y mejorado la salud; sin embargo, hubo también violencia y tragedia, el progreso se utilizó para provocar más guerras, por eso se debe prestar mayor atención a la educación.

Consideró que la violencia y las tragedias tienen origen e influencia de un desarrollo tecnológico, como fueron las bombas atómicas y debido a ello la sociedad vive con mucho más temor.

“Hemos visto el poder del hombre en su destrucción y recurrir a la fuerza para solucionar los problemas; se enraizó que solo así se podrían resolver. Pero esa actitud no terminó en el siglo XX, aún hay efectos de esa posición, guerras que son resabios de que la fuerza es un buen método y estos son signos de que se han cometido errores y de la negligencia que se tuvo en ese siglo.”

En la sesión de preguntas y respuestas se le cuestionó sobre qué se puede hacer para que los jóvenes que están en el mundo de la delincuencia salgan de ella, a lo que respondió: “Ustedes conocen bien el problema y estoy seguro de que encontrarán una buena solución”.

Sobre si es conveniente que se realice meditación en las escuelas públicas y privadas, manifestó que si se permite, todos los días, sobre todo la gente joven, deben dedicar unos pocos minutos a contemplar las cualidades del amor y el perdón.

Al despedirse de Tenzin Gyatzo, el presidente de Casa Tíbet, Marco Antonio Karam, lo invitó a que regrese nuevamente a México.

También se dio a conocer que actualmente el Twitter del Dalái Lama tiene 7 millones 500 mil seguidores.

Este martes, el premio Nobel de la Paz (1989) ofrecerá una conferencia en el Centro Fox en León, Guanajuato, y el miércoles en Zacatecas, para concluir así su cuarta visita a México.

Prohíben usar la palabra “Alá”

Un tribunal de apelaciones de Malasia confirmó la prohibición ordenada por el gobierno contra el uso de la palabra “Alá” en las religiones no musulmanas para referirse a Dios.

“Alá” es la palabra árabe para Dios y en la lengua malaya se utiliza comúnmente para referirse a Dios, pero el gobierno de Malasia insiste en que “Alá” debe reservarse exclusivamente para los musulmanes debido a la preocupación de confundirlos y ser usada para convertirlos en otro credo.

Representantes de la Iglesia católica afirman que la prohibición del gobierno no es razonable, pues los cristianos que hablan malayo usan “Alá” en la Biblia, la literatura y canciones mucho antes que las autoridades trataran de hacer cumplir la prohibición en años recientes.

El juez Mohamed Apandi Alí, quien presidió el panel de tres magistrados del tribunal de apelaciones, dijo que el uso de “Alá no es una parte integral de la fe y la práctica del cristianismo (…) Esto no es realista. Es un paso atrás en el desarrollo de la ley en relación con la libertad religiosa fundamental de las minorías”.

La disputa legal comenzó con los esfuerzos del periódico de la Iglesia católica en Malasia por usar “Alá” en su publicación semanal en malayo, provocando una ola de incendios intencionales y vandalismo en lugares religiosos.