Stefano’s Fine Food Factory: un estilo clásico pero actual.

La primavera, el verano, el otoño y el invierno fueron la fuente de inspiración de YOD Desing Lab para presentar este espacio gastronómico en Kiev, Ucrania.

Un restaurante italiano, una tienda de abarrotes italianos y un oyster bar conforman el conjunto de Stefano’s Fine Food Factory en la capital de Ucrania, Kiev. Este espacio de usos mixtos expresa la esencia de un estilo clásico pero actual.

Este singular lugar se localiza en la parte histórica de Kiev, un punto de partida para desarrollar la propuesta de interiorismo. La propuesta estuvo a cargo de YOD Design Lab y fue terminada en 2010.

De manera correcta, la tienda y el bar se ubicaron en el primer nivel, donde el acceso público es más directo. El restaurante se localiza en el segundo nivel, con una entrada por medio de un jardín interior. La arquitectura de interior combina sutilmente el renacimiento con las tendencias modernas, dando pie a la correcta conjugación de un diseño clásico actual.

Después de un período de experimentación, los diseñadores aplicaron correctamente un método de diseño que ellos han llamado pixels classics, esta técnica fue utilizada en detalles de mobiliario y elementos arquitectónicos decorativos en muros.

Cada área en el restaurante refleja el ambiente de cada temporada. El salón con el acuario refleja el verano, los detalles en coral y rocas dentro del acuario fueron realizados a manera de piezas de arte. El oyster bar hace alusión al invierno, donde su elemento principal de diseño es el muro posterior, con un módulo que se repite sobre una estructura compleja.

Por otra parte, el área de otoño se ve envuelta en una atmósfera única gracias a la luz del candelabro de mil 350 bulbos incandescentes. Finalmente, el jardín representa la primavera, donde su patio abierto simboliza el paso del tiempo y el florecimiento de un vínculo con los comensales.

Este local es notoriamente único, ya que aunque tiene diferentes usos, lenguajes arquitectónicos diversos, se mantiene unificado mediante la solidez de un concepto rector mediante las estaciones del año, una noción de gran importancia en el mundo gastronómico. Por esta razón, la propuesta de interior y el restaurante están en sintonía que busca transformar la visión de un conjunto de necesidades en una experiencia claramente innovadora.