La moda masculina lleva el verano del futuro a París

El circuito de la moda ya llegó a la capital francesa con propuestas para primavera-verano. Los más esperados: el debut de Balmain, Dior Homme y Fendi, a cargo de Karl Lagerfeld
Las casas de moda francesas mostraran sus colecciones primavera-verano
Las casas de moda francesas mostraran sus colecciones primavera-verano (Dior Homme)

Londres, Milán y ahora París. A partir de mañana la pasarela francesa recibe las más de cincuenta propuestas para hombre para la próxima primavera-verano, entre las que se encuentra la de Balmain, que desfila por primera vez en esta selección.

Aunque lo que comúnmente se conoce como Semana de la Moda se trate en este caso de cinco días, París puede presumir de ser la ciudad que más tiempo dedica al diseño para clientela masculina, frente a las cuatro jornadas de sus competidoras británica e italiana.

En este interés por situar la moda para el varón al mismo nivel que la femenina, se sitúa la estrategia de la casa Balmain, que ha decidido integrarse por primera vez en el calendario oficial para dar más visibilidad a su línea masculina.

Al mando se encuentra el director artístico de la firma, Olivier Rousteing, quien con sus 29 años, sus más de un millón de seguidores en Instagram y sus diseños reconocibles por sus trenzadas estructuras, se ha convertido en un referente en París.

Cuando Balmain camine bajo los focos el próximo sábado todavía no lo habrá hecho Hood by Air, otro recién llegado al circuito "on", pero sí Strateas Carlucci, firma australiana con sede en Melbourne que aterriza a orillas del Sena con su primera colección en el programa aprobado por la Cámara Sindical de la Moda Masculina.

Como suele ser habitual entre quienes quieren alcanzar esta meca de la moda, la marca fundada por Mario-Luca Carlucci y Peter Strateas se dio a conocer con un "showroom" que inauguró en París con sus prendas para el otoño-invierno 2012-2013.

Debutará mañana, tras la apertura del baile por Lucien Pellat Finet, y llegan avalados por los premios australianos Tiffany & Co. y Woolmark.

El diseñador belga Kris Van Assche, por su parte, se dedicará en exclusiva a la dirección creativa de Dior Homme, trabajo que hasta ahora compaginaba con el diseño para la firma que lleva su nombre.

Tras ocho años llevando las riendas de estos dos navíos, explicó a la revista especializada WWD que se tomará un respiro de su marca porque, como compañía independiente, le resulta difícil mantenerse en un mercado tan competitivo.

Quien le precedió al frente de Dior Homme, Hedi Slimane, cerrará el domingo la Semana de la Moda Masculina con su colección estival para Saint Laurent.

Durante estos días habrán presentado sus propuestas otras casas como Maison Margiela, ahora bajo el mando del modisto John Galliano, o Lanvin, que continúa con el paso firme del dúo formado por el director creativo Alber Elbaz y por Lucas Ossendrijver, como responsable de la línea masculina.

España estará presente con Loewe, casa fundada en Madrid que desvelará los diseños de Jonathan Anderson el viernes en un "showroom", y con Boris Bidjan Saberi, marca con sede en Barcelona.

Louis Vuitton, Valentino, Hermès, Dries Van Noten, Raf Simons o Issey Miyake Men son otras de las marcas que crearán la primavera-verano del próximo año, en un calendario que observará con atención a Rick Owens, después de que la pasada temporada revolucionara las redes sociales con su túnicas abiertas a la altura del pubis.

Industria y prensa dispondrán de casi de una semana para recuperar el aliento, antes de sumergirse en los desfiles de Alta Costura, que comenzarán el domingo 5 de julio y se alargarán hasta el jueves 9.

El modisto francés Bertrand Guyon asume la dirección del equipo creativo de Schiaparelli, para imprimir la experiencia adquirida junto a algunos de los nombres más reconocidos del medio como Hubert de Givenchy, John Galliano, Alexander McQueen y Christian Lacroix.

Otro de los desfiles esperados será el de Fendi, que llega al calendario de la mano de Karl Lagerfeld, su director creativo desde hace medio siglo.